lunes. 19.04.2021 |
El tiempo
lunes. 19.04.2021
El tiempo

El "negocio" de las elecciones para los partidos que forman el Parlamento gallego

Un hombre votando en Lalín. PATRI FIGUEIRAS - Urnas - Elecciones
Un hombre votando en Lalín. PATRI FIGUEIRAS
El PP ingresará más de 1,4 millones de euros por sus votos, el BNG 732.445 y el PSdeG 586.167

Los 1.315.510 votos que fueron contabilizados en las elecciones autonómicas este domingo, a falta de los sobres de la emigración, arrojan otra cifra para los partidos políticos que han participado en estos comicios, los 2.770.810 euros que se repartirán, al menos, entre los tres partidos que han obtenido representación parlamentaria. 

La actual legislación solo permite subvencionar a aquellas formaciones políticas que han obtenido representación en la Cámara gallega, por lo que la noche electoral también supone un gasto para las formaciones políticas que no han logrado escaños, pero han gastado en cartelería, en propaganda o en organizar actos. 

Los populares recibirán 1.452.198 euros, que es el tope establecido en la orden del Diario Oficial de Galicia (DOG) en la que se establecen las ‘tarifas’ por voto y elector para estas elecciones del 12 de julio, que son las mismas inicialmente previstas para los comicios anulados del 5 de abril —publicadas el 11 de febrero—. 

El DOG establece un máximo de 0,65 céntimos de euros multiplicado por el número de personas integrandas en el censo. Si no existiese este tope en las subvenciones, los populares —a falta de computar los votos de la emigración— tendrían derecho a cobrar un total de 1.535.157 euros. 

Concretamente, esta cifra sale de los 891.217 por los 41 escaños que actualmente tiene —si los votos de la emigración no cambian el resultado de Pontevedra y le hacen ganar un diputado más—; 500.145 por los 625.182 votos por el momento contabilizados —a razón de 0,8 céntimos de euro por voto conseguido—; y 143.791 por la propaganda electoral —a razón de 0,23 céntimos de euro por voto conseguido—. 

Por su parte, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) recibirá 732.445 euros: 413.003 por los 19 escaños conseguidos, 248.111 por los 310.139 votos logrados el domingo y 71.331 en concepto de reparto de propaganda electoral. 

Mientras, el PSdeG ingresará 586.167 euros en total, que se corresponden con 326.055 por los 15 escaños que por el momento ha conseguido en las urnas, 202.029 por los 252.537 votos sumados y 58.083 por la propaganda. 

GRUPOS PARLAMENTARIOS. Al margen de las subvenciones electorales, los partidos políticos, una vez estén constituidos en grupos parlamentarios, recibirán una subvención fija y otra variable, en función del número de diputados de la Cámara, durante los cuatro años de legislatura para su funcionamiento. 

El acuerdo retributivo se fija al inicio de legislatura para todos los grupos, si bien en las últimas dos fue modificado por las escisiones del entonces grupo Alternativa Galega de Esquerda (Age) y, posteriormente, el grupo de En Marea. En ambos casos, supuso la creación del grupo mixto. 

El acuerdo para la legislatura de 2016 otorgaba a los grupos una subvención fija para cada grupo de 9.971,79 euros al mes, un total de 119.661,48 euros en los cuatro años de la legislatura. 

Por diputado, cada grupo recibía en la legislatura anterior 1.837,01 euros al mes, una subvención variable que no supuso un incremento para las arcas del Parlamento con la escisión, puesto que lo que se ingresó en el mixto se detrajo de la antigua En Marea —posteriormente rebautizada como Grupo Común da Esquerda—. Además, cada grupo parlamentario contó con 5.989,56 euros al mes —70.782,72 euros en la legislatura— de la denominada subvención finalista. 

Así las cosas, se puede prever un Parlamento más barato por la menor pluralidad política —ya que las cuantías fijas y finalistas son iguales para todos los grupos parlamentarios, salvo el mixto, que fue proporcional a su representación—. En todo caso, habrá que esperar al inicio de la XI legislatura para conocer si los montantes totales se mantienen, se incrementan o se reducen con respecto al periodo 2016-2020. 

No obstante, de seguir las mismas "tarifas" vigentes, el Parlamento salido de las urnas este domingo 12 de julio sería, como mínimo, 190.444,2 euros más "barato" que el que se constituyó en 2016 con cuatro grupos. Si tenemos en cuenta como acabó la legislatura —y que al grupo mixto la asignación fija y finalista que se le otorgó fue menor que al resto de grupos parlamentarios—, el ahorro de la legislatura que ahora comienza sería de 266.810,2 euros con respecto al final de mandato.

Quedar fuera del Parlamento supone un duro varapalo para las cuentas
Si la inversión que requiere una campaña electoral, por muy austera que se plantee, no se ve compensada en las urnas, cualquier formación política puede meterse en serios apuros económicos. Es lo que ocurrió este 12-J con Galicia en Común-Anova Mareas o la Marea Galeguista, por ejemplo. Para ellos, quedar fuera de O Hórreo implica casi con seguridad endeudarse.

En el caso de la sucursal gallega de Podemos, al tratarse de una alianza de partidos con músculo económico a nivel estatal, puede tener más solución. Pero para Marea Galeguista, como le ocurrió a En Marea en las generales de abril de 2019, los malos resultados son un lastre importante a nivel económico con el que hay que cargar si se pretende reiniciar el proyecto.

Todos los partidos, en mayor o menor medida, saben lo que es pasarlo mal a nivel económico. Le pasó al BNG, que llegó a acumular más de 4 millones de deuda en las épocas de vacas flacas, hoy ya saneada o al menos controlada. Igual que el PSdeG cuando Besteiro heredó de la era Pachi Vázquez unos números rojos superiores a los 2,2 millones de euros.

El "negocio" de las elecciones para los partidos que forman el...
Comentarios
ç