miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Nerviosismo y dudas ante la cercana vuelta de las bodas con aforo limitado

Celebración de una boda.PIXABAY
Celebración de una boda.PIXABAY
Los diferentes negocios encargados de los eventos solicitan un plan para vencer a esta incertidumbre

Galicia vive entre nerviosismo e incertidumbre la posibilidad de que la entrada en vigor de la fase dos de la desescalada permita la celebración de bodas con aforo limitado, un máximo de cien personas al aire libre o 50 en interiores, ya sea en instalaciones públicas o privadas, y con las medidas de higiene preceptivas. 

En las tiendas de vestidos, como Zaloira Noivas, que lleva 21 años en el mercado, así como en las joyerías, como la de Fernando Gallego, hay incertidumbre, según han indicado a Efe. En el caso de las primeras, porque en la época de mayores ventas ha sido obligado el cierre por la pandemia; en el caso del segundo, por las fechas pospuestas de los enlaces, pero alianzas sí sigue vendiendo. 

Susa y Bego, las hermanas que llevan el primero de los negocios, quieren pensar en positivo, pese a estar hechas un amasijo de nervios; el segundo, el artesano, igual. La venta online no ha sido un salvavidas en el tiempo de enclaustramiento, aunque haya funcionado bien, pero nota que la gente, a medida que va habiendo mayor permisividad, siente ganas de lucir una joya, la que sea, por la asociación con momentos especiales. 

Profesionales de bodas y eventos de Galicia, -son muchos-, piden en un comunicado al Gobierno de España que aclare si la celebración de bodas a la que se refiere la norma en las fases 2 y 3 son para la realización de la ceremonia o para el banquete y que anticipen "las fechas, aforos y las medidas claras", ya que "son eventos sociales que conllevan una gran responsabilidad".

Desde el sector solicitan claridad y un plan con fechas, pues esto "permitirá a los operadores contar con tiempo suficiente para adaptarse"

En un comunicado, la asociación detalla que "una boda es una celebración que consta de tres grandes momentos: la ceremonia, el banquete y la fiesta" y no se pueden celebrar "con restricciones" pues "las parejas que se casan quieren estar con sus familiares y amigos durante todo este proceso". 

Debido a la pandemia del coronavirus, refleja la nota, más de 17.000 bodas ya han tenido que ser anuladas en España

Demandan asimismo que se tenga en cuenta que "es en los meses de abril a octubre cuando se concentra el 80"%" de su facturación anual, "de un consumo primario de más de 3.500 millones de euros al año, abarcando categorías muy distintas como restauración, músicos, fotógrafos, agencias de viajes, floristas, decoradores, joyerías, pastelerías y muchas otras". 

Por ello, solicitan claridad y un plan con fechas, pues esto "permitirá a los operadores del sector contar con tiempo suficiente para adaptarse y poder estar activos de forma segura desde el primer momento que se decida reiniciar el resto de las actividades". 

Además, sostienen que "si las restricciones a las que se verán sometidas las bodas son muy amplias", se debe "prohibir su celebración hasta el momento en que se puedan hacer dentro de un marco de normalidad". De hecho, el Pazo del Tambre, muy reclamado para este tipo de ceremonias, aguardará, por ese motivo, a que concluya toda la desescalada.

Nerviosismo y dudas ante la cercana vuelta de las bodas con aforo...
Comentarios