sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

''No me siento aliviado'', asegura tras ser absuelto del asesinato de su mujer

El expolicía absuelto por la Audiencia Provincial de A Coruña de ahogar a una mujer en una playa de Carnota (A Coruña), Jesús C.F., asegura que "no lo libra nadie" de lo que ha vivido a causa de la acusación que lo llevó a juicio pues, pese a contar con una sentencia a su favor, "no se siente aliviado".

Así lo ha explicado a Efe su abogado, el letrado José Ramón Sierra, que ha calificado la reciente sentencia absolutoria de "lógica y justa" para un expolicía que atraviesa además un momento complicado porque padece un cáncer.

"No teníamos que haber llegado a juicio porque no hay pruebas directas, ni siquiera indicios", sostiene Sierra, sino tan sólo testigos que dicen que lo vieron en la playa.

La sentencia es "perfecta" y deja todo "muy bien trabado", añade, por lo que descarta un recurso en casación ante el Tribunal Supremo por parte de la Fiscalía, no así por la acusación particular, que prevé que continuará con dicho recurso aunque "lo tendrá difícil" porque los hechos probados son que "no hubo muerte violenta, fue accidental", ni tampoco que hubiera robado dinero.

En agosto de 2008 María Dolores Villar mantenía contacto con J. C. F., y una cita entre ambos en la playa de la localidad coruñesa de Carnota terminó con el cuerpo de ella sin vida en una charca de un metro de profundidad.

En el juicio que comenzó el pasado 2 de diciembre, la Fiscalía había pedido dieciséis años de prisión para el expolicía por haber ahogado a su pareja, extremo que él negó desde el principio del proceso, y además era sospechoso de haberle robado 15.000 euros de una caja fuerte en una vivienda que compartían en Carballo.

Estas acusaciones motivaron además que la Fiscalía solicitara 74.460 euros de indemnización para la madre de la fallecida.

Finalmente, la sentencia absuelve a Jesús C.F. de los delitos de robo y homicidio porque no hay un "resultado probatorio con sentido de cargo suficiente respecto del hecho punible".

Durante el juicio, los testigos del ahogamiento coincidieron en la escasa profundidad del agua en la zona donde apareció el cuerpo, aunque no se pusieron de acuerdo en la peligrosidad.

Asimismo, los agentes de la Guardia Civil que comparecieron en el juicio señalaron que el cuerpo no presentaba ningún signo de violencia, y los hermanos de la víctima sostuvieron que esta nunca se bañaba en la playa.

También los dos forenses públicos encargados de las autopsias del cadáver de la mujer descartaron el homicidio, aunque el perito de la Fiscalía aseguró que solo se podía descartar "la presencia de violencia externa", pero no "el accidente, el suicidio o el homicidio".

El abogado del expolicía ha destacado que se realizaron tres autopsias al cadáver de la mujer para llegar a la conclusión de que "en ningún momento se produjo una muerte homicida", por lo que da por concluido el proceso, a expensas de un eventual recurso de la acusación, contra el expolicía, quien, ha dicho, ahora continuará con su vida.

''No me siento aliviado'', asegura tras ser absuelto del asesinato...
Comentarios