Logran frenar el avance de las llamas en O Courel

En las últimas horas la cifra de hectáreas calcinadas no ha aumentado. Los trabajos se centran ahora en "dos puntos concretos en la parte alta" de la sierra, que "siguen dando guerra"
Vista general de la zona afectada por el fuego de Folgoso do Courel. CARLOS CASTRO (EUROPA PRESS)
photo_camera Vista general de la zona afectada por el fuego de Folgoso do Courel. CARLOS CASTRO (EUROPA PRESS)

La incorporación en las últimas horas de más efectivos y medios para perimetrar el incendio en las parroquias de Vilamor, en Folgoso do Courel, Saa, en A Pobra do Brollón, ha permitido que se haya logrado frenar el avance de las llamas.

Según la información facilitada por la Consellería do Medio Rural, en las últimas horas ese incendio no ha aumentado y se mantiene en unas 10.000 hectáreas de superficie calcinada, lo que lo convierte, en todo caso, en uno de los más grandes de la historia reciente en Galicia y, además, en una zona de gran valor ecológico, dentro del Geoparque de la Unesco Montañas do Courel.

Según la información facilitada por la Consellería do Medio Rural, se mantiene el nivel dos de alerta por la proximidad del fuego a los núcleos de Carballal, en Folgoso, y O Busto y Parada dos Montes, en A Pobra do Brollón.

En Folgoso do Courel permanece activo el incendio que comenzó en la parroquia de Seceda, un fuego que ya ha calcinado 1.100 hectáreas y que mantiene activo el nivel 2 de alerta por la proximidad de las llamas al núcleo de Gamiz, en el vecino municipio de Samos.

Según la información facilitada por la Consellería do Medio Rural, se mantiene el nivel dos de alerta en ese incendio por la proximidad del fuego a los núcleos de Carballal, en Folgoso, y O Busto y Parada dos Montes, en A Pobra do Brollón.

El director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, informó de que los trabajos del dispositivo de extinción desplegado en el incendio que afecta a los municipios de Folgoso, A Pobra do Brollón y Quiroga se centran ahora en "dos puntos concretos en la parte alta" de la Serra do Courel, que "siguen dando guerra".

En declaraciones a Efe, Manuel Rodríguez confirmó que la "mayor parte del incendio" está perimetrado y los medios de extinción trabajan para "asegurarlo".

Sin embargo, la situación sigue siendo complicada en dos focos, en "dos puntos concretos" situados en la parte "alta de la sierra", concretamente en la zona de Pía Paxaro.

El principal problema con el que se encuentran los medios de extinción para atajar el fuego en esos lugares es que son "zonas de muy difícil acceso", con una de las "orografías más complicadas de Galicia".

En el municipio de Cervantes, han quedado estabilizado y controlado los dos incendios que permanecían activos en Cereixedo y O Castro, respectivamente, después de quemar unas 85 hectáreas.

En la zona sur, en Quiroga, ha quedado estabilizado el incendio de Nocedo y controlado el de la parroquia de Outeiro, tras quemar 275 hectáreas.

En la comarca de A Ulloa, quedó controlado en las últimas horas el que afectaba en Palas de Rei a la parroquia de Ramil, donde ardieron 375 hectáreas y donde llegó a estar activado el nivel dos de alerta por la proximidad del fuego a las casas.

También ha quedado controlado el fuego que ha quemado 40 hectáreas en la parroquia de San Mariña do Castro de Amarante, en Antas de Ulla.

En Carballeda (Ourense) siguen siendo 10.500 las hectáreas devastadas.