martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

El pánico perdura en Monterrei y Valdeorras un día después de la tormenta

Visita del conselleiro José González a Monterrei. BRAIS LORENZO (Efe)
Visita del conselleiro José González a Monterrei. BRAIS LORENZO (Efe)

La provincia ourensana evalúa daños depués de la tragedia ► Monterrei celebra un pleno para declarar la zona "catastrófica"

El miedo todavía perdura en la provincia de Ourense un día después de la fuerte tormenta con precipitaciones intensas que causó un reguero de incidencias, hasta tres decenas, al menos las contabilizadas por Emergencias.

Vecinos de la parroquia de A Infesta, en el concello de Monterrei, uno de los municipios afectados por los chaparrones vividos en el sur de esta circunscripción, tratan este martes de volver a la normalidad tras el terror, pero a duras penas lo van consiguiendo.

"Solo nos dio tiempo a sacar el coche"

"Pasamos muchísimo miedo, escuchamos un trueno y el agua subió en cuestión de cinco o diez minutos, sólo nos dio tiempo a sacar el coche", ha relatado a Efe, desde el anonimato, una afectada de A Infesta, lugar que se ha convertido en el punto cero de las tormentas después de que las vehementes lluvias dejasen abundante lodo, piedras y daños de lo más variopinto en las calles de la parroquia.

Después del susto grande, los vecinos se afanan ahora, con la ayuda de todo tipo de medios, con las labores de limpieza mientras técnicos especialistas evalúan los daños causados por el agua a su paso, en su mayor parte, en viviendas e infraestructuras básicas.

El resultado no puede ser más demoledor en cuanto a lo material, con calles que han estado anegadas, cierres arrancados y montones de barro, piedras y madera acumulados en todas las esquinas, en un hecho que no tiene precedentes cercanos.

No en vano, los vecinos de la zona coinciden en que no recuerdan otra "desgracia" de esta magnitud en los últimos cincuenta años.

"Vimos cómo empezó a bajar del monte agua con piedras, leña, madera, ramas"

"Sentí un ruido muy grande de un trueno, empezó a llover cada vez más y, de repente, vimos cómo empezó a bajar del monte agua con piedras, leña, madera, ramas" procedentes del arrastre mientras el aguacero entraba en alguna casa, pese a estar cerradas, comenta otra vecina. Tal fue el estruendo, que esta mujer pensó que había "caído una casa".

"Fue todo muy rápido, empezó a subir el agua y anegó todo en cuestión de minutos. Todo esto era un río", apunta con incredulidad otro de los rostros de esta catástrofe que se ha saldado sin daños personales, y que llegó a ver "un sofá" en el agua y un banco del pueblo también, todo en cuestión de "cinco o diez minutos".

En esta jornada, los habitantes de estos lugares han tenido resuello suficiente como para limpiar "el barrizal" que tiñe sus fincas de marrón, todavía encharcadas después de que las lluvias destrozasen todo lo que encontraban a su paso, viñedos, cierres y muros en general.

Los destrozos se prevén cuantiosos, también en los viñedos, pues son múltiples las cepas que

Una vecina de Albarello comprueba su cocina. B.L.

están dañadas.

Y no solo en Infesta, pues una vecina del vecino núcleo de Albarellos, a cuyo marido tuvieron que rescatar efectivos de la Guardia Civil junto con otras personas, ha asegurado que el sobresalto fue impresionante.

Ha apuntado que se temió lo peor cuando vio que el agua se situó "a la altura del segundo escalón" de su casa, en "cuestión de segundos".

"Llevo cincuenta años aquí y no recuerdo otra tormenta igual", ha manifestado, y ha añadido que el agua avanzó sin miramientos, aunque "estaba todo cerrado".

El alcalde de Monterrei, José Luis Suárez, contó a Efe que el espectáculo fue "dantesco, terrible", "algo insólito", por lo que valora pedir la declaración de zona de emergencia.

La Xunta valora los dañoz en Monterrei y Valdeorras

El conselleiro del Medio Rural, José González, ha manifestado este martes que están estudiando los daños registrados en las comarcas de Monterrei y O Barco y ha recordado a los viticultores la importancia de contratar los seguros para hacer frente a este tipo de incidencias.

En el caso concreto de los viticultores, el titular autonómico ha explicado que está en contacto con los consejos reguladores de las zonas afectadas al objeto de hacer una "evaluación conjunta" de los daños.

Así lo ha indicado durante una visita realizada a O Barco de Valdeorras antes conocer de primera mano los daños registrados en cultivos de Monterrei.
 
El conselleiro, en Monterrei. BRAIS LORENZO (Efe)
En un balance inicial, el titular autonómico ha confiado en que los daños sean lo menores "posibles en cuanto a afectación" y ha mostrado su "solidaridad con viticultores que pudieron resultar afectados por las tormentas".

Por otro lado, ha recordado la importancia de contratar seguros agrarios para hacer frente a los imprevistos como los temporales y ha subrayado el esfuerzo de la Xunta para incrementar el número de seguros para resolver este tipo de problemas.

Sin entrar en una valoración de los daños, González ha considerado ¿prematuro¿ realizar una estimación.

En este sentido, ha explicado que la afección fue desigual, ya que si en Valdeorras la tormenta fue menos intensa y afectó a más superficie, en el caso de Monterrei dijo fue justo lo contrario, menos superficie afectada pero mayor intensidad, lo que dificultaría cuantificar los daños.

MONTERREI, ZONA CATASTRÓFICA. El Concello, por su parte, declarará este miércoles zona de emergencia al municipio para optar a ayudas destinadas a paliar los daños causados por las lluvias.

El alcalde del municipio, José Luis Suárez Monterrei, que ha avanzado que el pleno para ello tendrá lugar a las 13.30 horas de este miércoles en el Concello.

"Fue terrible", ha asegurado el alcalde de Monterrei al recordar las lluvias y granizadas. Sobre todo, ha destacado que Infesta es la población del municipio "más dañada: la zona cero de la catástrofe".

Por ello, ha incidido en que trabajan en las labores de limpieza de las calles para "volver a la normalidad", tras lo que procederán a evaluar los daños, que "aún no están cuantificados", ha abundado. 

El pánico perdura en Monterrei y Valdeorras un día después de la...
Comentarios