El Parlamento da luz verde a la primeras leyes de la etapa Rueda

La ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua y la tramitación del proyecto de ley de áreas empresariales de Galicia han salido adelante con el único apoyo del grupo del PPdeG
Rueda, en el Parlamento. PEPE FERRÍN (AGN)
photo_camera Rueda, en el Parlamento. PEPE FERRÍN (AGN)

El Parlamento de Galicia ha votado este martes la nueva ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua, primera norma que aprueba la Cámara gallega desde el nombramiento como presidente de la Xunta de Alfonso Rueda, en una sesión en la que también se ha iniciado la tramitación del proyecto de ley de áreas empresariales de Galicia.

Ambas iniciativas han salido adelante con el único apoyo del grupo del PPdeG, que ha hecho valer su mayoría para impulsar estos dos textos sin contar con el voto favorable de la oposición, que ha cuestionado su contenido y la forma en la que han sido tramitados.

Con Rueda se mantiene, pues, la tónica general de la presidencia de Alberto Núñez Feijóo, en la que los momentos de unanimidad en el Legislativo gallego fueron escasos y puntuales, dadas las amplias diferencias exhibidas por los grupos en todo tipo de asuntos.

Este martes la principal crítica de PSdeG y BNG a la nueva norma del ciclo del agua ha sido la falta de transparencia y de participación en la tramitación de la misma, aunque también han criticado que no plantee un plan estratégico e integral para garantizar el abastecimiento de la población y el saneamiento de los recursos hídricos y el incremento de las tasas que lleva aparejada.

El diputado nacionalista Luis Bará ha declarado que esta reforma se trata de una "oportunidad perdida de llegar a un gran pacto gallego por el agua" por el "absoluto exceso de prepotencia y de soberbia" de la Xunta, a la vez que la parlamentaria socialista Begoña Rodríguez Rumbo ha acusado al PP de premiar a los ayuntamientos con gobiernos populares a la hora de repartir los fondos para obras e infraestructuras y de crear tres nuevos impuestos al consumo.

Al tiempo, tanto el PPdeG como la Xunta han valorado que se afiance la gestión realizada por el Ejecutivo autonómico con esta nueva ley, que -según ha defendido la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez- facilitará la gestión a los ayuntamientos con menos recursos y consolidará las inversiones realizadas por el gabinete.

En cuanto al proyecto de ley de áreas empresariales de Galicia, la mayoría de los populares ha permitido que supere la única enmienda a la totalidad presentada, en este caso por el BNG, que tampoco ha conseguido sumar a los socialistas a su causa, dado que estos han optado por abstenerse en la votación.

Esta ley, en palabras de la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez; será "pionera" y permitirá agilizar, simplificar y flexibilizar la planificación y creación de suelo empresarial, además de disponer "las máximas garantías, tanto desde el punto de vista administrativo como desde el punto de vista medioambiental".

Para ello, se valdrá de diferentes planes de gestión y se reducirán determinados trámites administrativos para dejar en nueve los meses de espera para la aprobación de un proyecto de urbanización respecto a los 21 actuales.

Pese a este discurso, ha recibido las críticas de la oposición, dado que la diputada Alexandra Fernández, del BNG, ha considerado que esta ley solo se dedica a "armar una serie de mecanismos de decisión arbitrarios para que la Xunta pueda tomar cualquier tipo de decisión en cada momento", de modo que puedan servir a "los intereses privados de algunas empresas" por encima de los planes sectoriales.

"Más que una ley es un texto legal hecho a partir de retales, donde las distintas partes que la componen no suponen realmente una innovación legislativa, sino que se trata de un remiendo de otras leyes que se aprobaron anteriormente", ha resumido.

El parlamentario del PSdeG Eduardo Ojea ha cargado contra el modelo de "discrecionalidad en la concesión de ayudas" del Gobierno gallego, al que le ha reprochado su "absoluta falta de gestión", aunque ha justificado que su partido no presentase una enmienda a la totalidad de este texto porque prefiere "enriquecer" el mismo durante el trámite parlamentario.

Comentarios