"Políticos que el año de la tragedia venían a hospitales y funerales hoy ni nos responden"

Hace este domingo nueve años que Jesús Domínguez salió despedido de un vagón y acabó en las vías de la curva de Angrois. Él vivió, aunque con secuelas, para contarlo y desde entonces lideró la plataforma de afectados por el accidente que busca "la verdad". A las puertas del juicio, está "contento" con que pronto haya una sentencia, aunque duda que haya justicia.
Jesús Domínguez pasó varias veces por quirófano tras el accidente. AGN
photo_camera Jesús Domínguez pasó varias veces por quirófano tras el accidente. AGN

Nueve años después del accidente las víctimas de Angrois no se rinden. ¿Cómo lo consiguen?

Es difícil, pero la clave es que tenemos la verdad, el apoyo de Europa y que hemos ido descubriendo todas las mentiras con las que nos engañaron desde el inicio. Todas las zancadillas que nos pusieron nos hicieron más fuertes, aunque es cierto que pesa el tiempo.

Hay gente que sí ha ido abandonando la plataforma.

Sí, pero lo curioso es que también hubo gente que se unió. Una de las personas que nos acompañó este mes a Bruselas se incorporó en 2017 y como ese caso hubo más, gente que fue conociendo nuestro trabajo y se sumó. Y claro, también hubo otros que dejaron la plataforma porque son muchos años e incluso gente que falleció.

¿Este noveno aniversario será especial por ser el año del juicio?

Sí que tiene algo especial porque el juicio está ahí. Lo que ocurre es que al mismo tiempo que estamos muy contentos con que se celebre el juicio, también creemos que el proceso está cojo y tiene partes débiles derivado de que no haya una investigación técnica e independiente como exige Europa. Nos parece un error grave de las instituciones y de la Justicia. Esa es la parte mala, pero habrá un juicio y eso puede ayudar a mucha gente que lo que quiere es pasar página y ver una sentencia. Sabemos que habrá sentencia, pero no si habrá realmente justicia.

"Celebramos que vaya a haber pronto una sentencia que nos ayudará a pasar página, aunque no sabemos si habrá justicia"

¿En quién confía más: en la justicia o en la política?

Sin lugar a dudas en la Justicia. Pese a los errores que pudiese cometer, nos quedamos con la Justicia. Aunque la política también se mete en ella, como cuando la Xunta eligió los peritos que el primer juez quería designar por sorteo; o la inacción por parte del primer fiscal, que no se sabe si era cosa de él o si respondía a algunas instrucciones.

¿Hay un pacto de silencio PP-PSOE sobre el accidente?

Sí, por supuesto. Lo vimos en la comisión de investigación del Congreso, donde PP y PSOE fueron de la mano y vetaron la proyección del documental en sede parlamentaria, se negaron a escuchar los audios del maquinista, rechazaron que compareciésemos en último lugar... Siempre fueron de la mano y todos lo pudieron ver; a los hechos me remito.

Otros partidos sí los apoyaron.

Realmente quien nos apoyó fueron el BNG, UPyD antes de desaparecer y después Ciudadanos, En Marea y Podemos. Pero Podemos desde que llegó al Gobierno nos ignoró por completo. Ya ni nos contesta. Preguntabas antes por la Justicia o la política: pues la Justicia al menos te contesta, los políticos cuando no les interesa directamente te ignoran.

Acaban de llegar de Bruselas con buenas noticias sobre la investigación de Angrois. ¿Qué les dijeron?

Confirmaron que se abre un proceso de infracción contra España por no evaluar los riesgos de su infraestructura ferroviaria y sus trenes, que son públicos, y por no hacer una investigación independiente. España no hizo los cambios necesarios que le exigían y estamos satisfechos de que ahora Europa vaya a estar vigilante, porque lo importante de esto es aprender y cambiar las cosas para que no se repitan.

Por cierto, ¿probó ya usted el Ave a Galicia?

No. Parece que la alta velocidad ha vuelto a llegar a Galicia. Hubo una gran inauguración y nos duele que se nos ignorase y que en el acto se olvidase de que hubo un accidente ferroviario con 80 muertos y más de cien heridos, el accidente más grave de la democracia. El año en que ocurrió la tragedia los políticos venían a los hospitales, a los funerales y decían que nunca se iban a olvidar de nosotros. Pero los hechos demuestran que no, que somos incómodos para ellos.

¿Saben algo del maquinista?

Sí. Ahora está trabajando en un taller de Renfe. Sabemos que ha sido la única persona que ha pedido perdón varias veces y que ha colaborado con la Justicia siempre. Eso lo tenemos claro y es algo que el resto de instituciones no hicieron: ni pidieron perdón ni colaboraron con la Justicia. Es más, el otro imputado, el señor Cortabitarte, jamás se arrepintió y tuvo una actitud chulesca.

"Hubo víctimas que se pusieron en contacto personalmente con el maquinista para decirle que le perdonaban"

¿Mantuvieron algún contacto en los últimos tiempos con el maquinista, Francisco José Garzón?

Sé que hay víctimas que hablaron con él personalmente para transmitirle que le perdonaban. Yo no tuve contacto directo con él, pero sí con su abogado.

Una tragedia así nunca se olvida, pero nueve años después... ¿se afronta de otro modo?

Yo soy afortunado porque sufrí, pero no perdí a nadie, así que en ese sentido me cuesta pronunciarme por gente que ha perdido a hermanos, hijos, padres... Pero creo que eso nunca se olvida ni se cierra. Lo que sí aliviaría es que no nos trataran tan mal, que hubiera un perdón y que la gente conociese la verdad, porque eso es lo que verdaderamente repara. Y como no se consigue, seguimos luchando. Sé que incluso hay gente que convirtió toda esa rabia en odio.

Ustedes llevan muchos años de lucha y otros acaban de empezar. Las familias del Villa de Pitanxo, el barco hundido en Terranova, acaban de lanzar su particular cruzada también para que se investigue lo ocurrido. ¿Qué les diría?

Tienen un camino difícil porque su lucha es contra el Gobierno actual y, si al Ejecutivo no le interesa, no se lo va a poner nada fácil. Pero curiosamente parece que tienen el apoyo del Partido Popular, de lo cual me alegro porque en estos casos, por experiencia, es supernecesario que te apoye alguien a nivel de política. Es terrible porque estas cosas no tendrían que tener siglas, pero es así. Espero y deseo que lo antes posible se pueda bajar al buque.

¿Cómo le gustaría que terminase la historia de Angrois?

Yo lo tengo muy claro: el Estado español creo que algún día tiene que pedir perdón, un perdón verdadero, investigar y admitir lo que se hizo mal y reconocer las mentiras y las trabas que puso. Hay un maltrato a las víctimas que ningún Estado democrático moderno se puede permitir. Sé que todo esto llegará algún día, aunque tarde mucho. Y mientras no ocurra, no vamos a parar de luchar y a dar a conocer lo que ocurre.

Comentarios