Pontevedra, la ciudad más joven de Galicia

Son la tres ciudades más jóvenes de Galicia, mientras que otra cara de la moneda es Ferrol, con una elevada media de edad: casi 48 años ▶Los tópicos se cumplen y la ciudad olívica es donde más se trabaja en industria, al revés que Santiago. A Coruña es donde más tiendas hay
photo_camera Extrapolando los datos del Ige, Pontevedra sería el mejor sitio para buscar nietos, y Ferrol, abuelos

Galicia se hace cada vez más mayor. Ocupa desde hace tiempo los primeros puestos entre las regiones más envejecidas de Europa, una situación que sigue agravándose y que dibuja un horizonte poco halagüeño especialmente en el rural, donde residen casi dos tercios de los gallegos y que cuenta con mayor proporción de vecinos mayores. Las tenues luces en este sombrió mapa demográfico —que mostraba una media de edad de 46,2 años a finales de 2015— las ponían hasta ahora las ciudades, adonde precisamente se trasladaban numerosos jóvenes procedentes del campo y la mayoría de inmigrantes que entraban en la comunidad.

Pero ni las principales urbes escapan ya a la realidad gallega y todas han visto su población envejecida en el último año, como constata el Panorama dos sete grandes concellos, publicado este martes por el Instituto Galego de Estatística (Ige) y que toma datos actualizados al cierre de 2015. El caso más flagrante es Ferrol, que incluso hace joven al rural gallego porque sus vecinos tienen, de media, 47,8 años (+0,4 respecto a un año antes) y, entre los cuales, más de la cuarta parte superan los 64 años. Un preocupante dato derivado de la sangría poblacional que azota a la urbe departamental y que le ha llevado a perder el 10% de su padrón en la última década, la mayoría precisamente jóvenes que hacen la maleta en busca de oportunidades. Y la situación no tiene visos de cambiar, pues Ferrol tiene también el menor porcentaje de menores de 15 años: solo once de cada cien habitantes.

La otra cara de la moneda es Pontevedra, que pese a envejecer algo en los últimos doce meses sigue siendo la ciudad más joven con una media de 43,2 años por habitante. En consecuencia, presenta el mayor ratio de menores de 15 años (el 14,1%), aunque con todo superado por el de mayores de 64 (19%), el más bajo de Galicia. Acompañan a la del Lérez en este particular podio juvenil los ayuntamientos de Vigo y Lugo, cuyos vecinos suman, de media, edades de 44,3 y 44,5 años respectivamente. A escasa distancia se sitúa la capital, con 44,6 y la pirámide poblacional más homogénea de Galicia, pues el 67% de los compostelanos tienen entre 15 y 64 años. Más cercanas al promedio de la comunidad se sitúan A Coruña y Ourense, que rozan los 46 de media.

Otros rasgos distintivo de las ciudades es el predominio de las mujeres y la mayor presencia de residentes inmigrantes. Así, el contingente femenino representa en torno al 54% en urbes como Ourense y A Coruña, frente al 52 en el conjunto de la comunidad.

Por su parte, el 3,3% de la población que vive en Galicia es de nacionalidad extranjera, un porcentaje escaso en relación a otras comunidades pero que se eleva en las ciudades, a excepción de una: Ferrol, donde los foráneos solo representan el 2,2% de los vecinos, lo que, una vez más, juega en contra del anhelado rejuvenecimiento. Las otras seis cuentan con porcentajes de población extranjera superiores a la media gallega, en donde Lugo alcanza el valor más alto —el 4,7% de los residentes—, seguida de Vigo, con el 4,5%. Inmediatamente detrás se sitúan A Coruña y Ourense, ambas con 4,4% y, a más distancia, Santiago y Pontevedra, con el 3,8% y 3,5% de extranjeros respectivamente.

A CORUÑA, LA MÁSVERTICAL. La península sobre la que se emplaza el pequeño concello herculino condicionó en gran medida su urbanismo, con elevados edificios en los que se aglutinan gran parte de sus vecinos, lo que contribuye a que su densidad de población sea la más elevada de Galicia, con 64,46 habitantes por kilómetro cuadrado. Le siguen Vigo, con 27, y Ourense, ya muy lejos con 12. En el otro extremo se encuentra Lugo, con un promedio de solo 3 vecinos por kilómetro cuadrado, si bien esto se explica porque es el municipio más grande de los siete,con cerca de 33.000 hectáreas de superficie.