Portugal presenta el proyecto de alta velocidad que unirá Oporto y Vigo

El viaje entre la ciudad olívica y el aeropuerto de Sá Carneiro sería de menos de una hora ► Las obras comenzarán en 2026
El presidente de Portugal, Antonio Costa. GOBIERNO DE PORTUGAL
photo_camera El presidente de Portugal, Antonio Costa. GOBIERNO DE PORTUGAL

El Gobierno portugués lanzó este miércoles un proyecto de línea ferroviaria de alta velocidad en su costa atlántica para "acercar" Lisboa y Oporto y, en el futuro, llegar hasta Vigo y extenderse al interior del país.

La línea enlazará Lisboa y Oporto en 1:15 horas –ahora el recorrido en tren de los 275 kilómetros entre ambas ciudades se demora más de cuatro horas–, sin paradas, y estará integrada con el resto de la red ferroviaria nacional.

El proyecto se divide en tres fases y la primera, que parte de Oporto, no estará concluida hasta 2028. Las obras en el eje Oporto-Braga-Valença comenzarán en 2026. En 2030 se espera el final de la segunda y la tercera fase, que enlazará con Lisboa, será construida "más tarde", según el titular del operador ferroviario público Comboios de Portugal, Carlos Fernandes.

La financiación del plan se incluye en los 11.000 millones de euros destinados a inversiones en ferrocarril de un paquete global de 43.000 millones para transportes hasta 2030, explicó Miguel Cruz, presidente de Infraestructuras de Portugal. Será una "revolución", resumió el ministro de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos, durante la presentación.

"Tiene un enorme potencial para el futuro del futuro", dijo el primer ministro, António Costa, que subrayó que cuenta con el respaldo mayoritario de las fuerzas políticas y que el país tiene hoy "condiciones financieras para asumirlo con tranquilidad".

OPORTO-VIGO VS LISBOA-MADRID

El plan incluye también un nexo entre Oporto y Vigo, un "primer paso" para la integración ferroviaria portuguesa en la red ibérica de alta velocidad. Con esta línea, el viaje entre la ciudad olívica y el aeropuerto de Sá Carneiro sería de menos de una hora.

Con este anuncio, Portugal ratifica su apuesta por la alta velocidad en su costa atlántica frente al enlace entre las capitales ibéricas, Madrid y Lisboa.

El proyecto "desarrolla nuestro país y la centralidad de nuestras ciudades, y no la centralidad de otras ciudades ibéricas", agregó Costa.

El primer ministro ha sido reticente a una línea de alta velocidad entre Lisboa y Madrid, un tema tabú en Portugal, llegó a decir en una entrevista con Efe.

"España es muy bella, no es sólo Madrid", matizó este verano. "El tema no es cómo ir a Madrid, es cómo ir a cualquier punto de la red de alta velocidad de la península ibérica".

Tras la desaparición del "Lusitania", que tardaba más de nueve horas en recorrer 500 kilómetros, el viaje entre Lisboa y Madrid tarda más de 12 horas y obliga a tomar cuatro trenes.