domingo. 08.12.2019 |
El tiempo
domingo. 08.12.2019
El tiempo

La posición del cuerpo de Diana Quer apunta a que sufrió "dolor y pánico"

El Chicle, durante el juicio. LUIS POLO
El Chicle, durante el juicio. LUIS POLO
"Antes de morir sucedió algo espantoso", sostienen los expertos tras explicar que la posición del cadáver solo se puede deber a una descarga de adrenalina que "bloquea" el cuerpo y deja las extremidades en una posición abierta
 

Diana Quer sufrió antes de morir momentos de "dolor y gran pánico", que provocaron una "adrenalina tan grande" que bloqueó su cuerpo en una situación que, de otro modo, sería "antinatural" para un cadáver sumergido en agua. 

"Antes de morir sucedió algo espantoso", ha dicho, ante el Tribunal, el coordinador de los buzos de Salvamento Marítimo de A Coruña que, junto con otro experto en rescates en espacios pequeños de este cuerpo, examinaron las imágenes de la posición del cadáver de Diana Quer, que presentaba las piernas muy abiertas. 

A preguntas de las partes, los expertos han explicado que los ahogados y cuerpos sumergidos en espacios pequeños -como barcos o coches- presentan normalmente "posiciones muy similares" con las piernas estiradas y la cabeza hacia abajo". La posición en la que fue hallada Diana, sin embargo, "no se parece en absoluto" y es "absolutamente antinatural" para una persona sumergida en agua. 

El experto ha admitido que únicamente se da esta circunstancia cuando la persona, antes de morir, sufre "una situación de pánico y estrés muy grande", algo que ocurrió, por ejemplo, aun compañero suyo que falleció ahogado tras sufrir un ataque al corazón.
 
"Técnicamente es así", ha explicado el testigo, que ha añadido que esa situación de estrés, pánico o dolor cercana a la muerte produce un incremento de adrenalina "tan grande" que "bloquea" el cuerpo y deja las extremidades en una posición abierta. 

Con ello, el testigo ha estimado que, en el caso de Diana, la posición del cuerpo apunta a que "antes de morir sucedió algo espantoso", una "situación de dolor y gran pánico previa a la muerte". 

LASTRE. El Chicle lastró a Diana Quer dentro del pozo de la nave abandonada de Asados con dos bloques de cemento que sumaban algo más de 18 kilos de peso y con los que era "físicamente imposible que un cuerpo se mantuviese a flote". 

Así lo ha dicho la buceadora de Cartagena que realizó el simulacro de sumergimiento del cuerpo de Diana, con la que tenía características similares en altura y peso. "Lo recuerdo perfectamente y con horror", ha dicho la mujer. 

Para el simulacro de comportamiento de un cuerpo sumergido, la Guardia Civil utilizó a una buceadora profesional de características físicas similares a las de Diana Quer y una piscina con agua dulce a la misma temperatura que la del pozo de Asados. El cuerpo fue lastrado con dos bloques de cementos como los que se encontraron con Diana, que pesaban en total 18 kilos. 

LA NAVE. os dueños de la nave de Asados, núcleo de Rianxo (A Coruña) en la que se encontró el cadáver de Diana Quer, fue limpiada en 2016, en una fecha que no han podido concretar pero, en todo caso, posterior a la desaparición de la joven madrileña, cuyo rastro se perdió el 22 de agosto de ese mismo año.

Dos policías locales que han declarado como testigos en el juicio que se celebra en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago de Compostela, contra José Enrique Abuín, el Chicle, han corroborado las quejas vecinales que motivaron tal requerimiento porque el establecimiento estaba lleno de porquería.

Debido a ello existía el temor entre los lugareños de que al mismo accediesen los niños de la zona; no en vano, en este edificio, en su inicio una fábrica de gaseosas, después un negocio de muebles y en ese momento sin actividad y en venta, había tantos desperdicios en el suelo que no resultaba fácil andar por él sin tropezar con algo.

La posición del cuerpo de Diana Quer apunta a que sufrió "dolor y...
Comentarios