jueves. 25.02.2021 |
El tiempo
jueves. 25.02.2021
El tiempo

Los regalos envenenados del otoño

INT Aficionados a la micología JOSÉ M ÁLVEZ
Aficionados a la micología. JOSÉ M ÁLVEZ

Sanidade pide a los gallegos precaución al consumir setas, una afición que cada año provoca varias intoxicaciones graves
 

Consejos setasUna media de entre dos y cinco intoxicaciones graves por temporada, decenas de ellas leves y, de vez en cuando, con final trágico, el último el de un vigués que falleció en octubre de 2015 por consumo de amanita phalloides —conocida como cicuta verde—. Esta es la radiografía de la campaña de setas en Galicia, una comunidad históricamente micófoba —sin aprecio por los hongos— pero donde cada vez son más los que se aventuran a salir al monte en busca de este manjar que regala el otoño. 

Tras un prolongado ‘veroño’, las últimas lluvias dieron el pistoletazo de salida definitivo a la temporada de 2018 y, con ella, llegaron también las primeras intoxicaciones serias, en este caso un matrimonio ourensano que tuvo que ser asistido en el Chuo por consumo de una especie que no se logró determinar, aunque apuntaba a alguna amanita. Fue un caso a tener en cuenta, aunque no excesivamente grave, ya que no requirió ingreso en la Uci. 

Ante este panorama, recurrente cada otoño, la Consellería de Sanidade lanzó esta semana un mensaje a todos los gallegos para que mantengan las precauciones a la hora de recoger y consumir setas silvestres para evitar así posibles intoxicaciones alimentarias. La Dirección Xeral de Saúde Pública recuerda que, si bien existen en Galicia especies comestibles muy apreciadas en la gastronomía, también hay otras que "son tóxicas e incluso muy tóxicas" y que pueden llegar "a resultar mortales" en algunos casos.

Las intoxicaciones por setas más peligrosas no son las que comienzan nada más comerlas, sino aquellas cuyos síntomas aparecen a las diez horas o incluso después de varios días

En ese grupo se encontrarían en realidad una decena de hongos de cinco familias: tres amanitas, un paxillus, dos lepiotas, dos cortinarius y una galerina. De ellas, las amanitas, lepiotas y paxillus son las más peligrosas porque comparten hábitat con especies casi idénticas que son muy apreciadas en gastronomía. Detrás de ese parecido se encuentran los casos mortales, por lo que Sanidade recomienda no comer ni recoger nada de lo que no se esté seguro y, sobre todo, salir al monte "acompañados de un experto".

Después, existen decenas de especies consideradas tóxicas, pero no mortales. En unos casos las consecuencias de su ingesta no pasan de una diarrea, en otros son mareos o alucinaciones y en algunos, síntomas gastrointestinales algo más severos. Y hay setas que son dañinas en crudo pero no cocinadas y viceversa.

En resumen, un mundo demasiado complejo para noveles, por lo que la Xunta recomienda "no mezclar las variedades en el mismo cesto" para evitar líos, no recogerlas tras grandes lluvias porque pueden variar sus características exteriores —colores— y dificultar su identificación y no  transportarlas en recipientes cerrados o bolsas de plástico para evitar que fermenten o se pudran.

El Sergas ofrece consejos e información sobre cómo actuar en intoxicaciones en la página web https://www.sergas.es/Saude-publica/Cogomelos?idioma=es

Las intoxicaciones por setas más peligrosas no son las que comienzan nada más comerlas, sino aquellas cuyos síntomas aparecen a las diez horas o incluso después de varios días, ya que afectan gravemente a los riñones y el hígado.


Las especies mortales en Galicia

PHALLOIDESAmanitas
El trío de amanitas mortales formado por la faloides, virosa y verna es el más letal. Siendo jóvenes se confunden con champiñones.

 

PAXILLUSPaxillus
El paxillus involutus, abundante en Galicia, puede confundirse con el sabroso níscalo. La diferencia es que este no expulsa látex naranja.

 

LEPIOTALepiotas
Nunca se deben coger de menos de 10-12 centímetros de diámetro, ya que las pequeñas helveola y brunneoincarnata (imagen) son letales.

 

CORTINARIUSCortinarius
El cortinarius orellanus (imagen) y el speciosissimus son muy tóxicos y mortales, aunque por suerte no se confunden con setas apreciadas.

GALERINAGalerina
Letal como las peores amanitas, su gran ventaja es que estas pequeñas setas que crecen en piñas no tienen ninguna comestible parecida.

 

Los regalos envenenados del otoño
Comentarios
ç