El río Miño, en riesgo alto de desbordamiento a su paso por A Peroxa

Entre los ríos gallegos que se encuentran en alerta ya no están ni el Lérez en Pontevedra ni el Oitavén, en Soutomaior
Estado de la presa de Os Peares, a 20 de enero de 2023, en Os Peares, A Peroxa. EUROPA PRESS
photo_camera Estado de la presa de Os Peares, a 20 de enero de 2023, en Os Peares, A Peroxa. EUROPA PRESS

El elevado caudal del río Miño a su paso por el municipio ourensano de A Peroxa ha obligado a activar el aviso por riesgo alto de inundación, que afecta especialmente al núcleo de Os Peares. En total, son 14 los ríos gallegos que se encuentran en alerta por riesgo de desbordamiento en una veintena de municipios, según figura en la última actualización de la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior.

El punto más conflictivo está en el municipio ourensano de A Peroxa, en concreto, en la localidad de Os Peares, donde el caudal del Miño ha elevado su situación a la de riesgo alto. Allí, el Miño se ha salido de su cauce y ha inundado el paseo que acompaña el curso del río en Os Peares, donde se acumula más de medio metro de agua.

Con todo, la situación "no es preocupante" porque en la zona las casas están en puntos elevados y existe "mucho espacio" hasta el cauce del Miño, según ha declarado el alcalde de A Peroxa, Manuel Seoane.

El regidor, que ha visitado en la mañana de este viernes Os Peares -localidad que se encuentra entre las provincias de Lugo y Ourense-, ha recordado las inundaciones del año 2000, en las que sí llegaron a anegarse algunas edificaciones, como el bajo de un establecimento de turismo rural y el sótano de una iglesia.

Por aquel entonces, el nivel del agua llegó a subir hasta "cuatro metros" en los lugares que este viernes están anegados con medio metro de profundidad de agua, con lo que el regidor se ha mostrado optimista para que la crecida del Miño no genere problemas.

OTROS RÍOS EN ALERTA

El caudal del Miño también mantiene en alerta a los ayuntamientos de Ourense, Lugo y Salvaterra do Miño. En esta misma situación está el Támega en Castrelo do Val, el Neira en O Páramo, el Ladra en Begonte, el Arnoia en Arnoia y el Sil en O Barco.

En la demarcación Galicia-Costa, están en alerta el río Cobo en Cervo, el Mera en Ortigueira, el Mendo en Betanzos, el Tambre en Oroso y el Xallas en Santa Comba. Se retiró la alerta en el Lérez, en Pontevedra y en el Oitavén, en Soutomaior, entre otros.

MEJORA SITUACIÓN EN LUGO

Uno de los puntos conflictivos de la semana por la crecida de ríos ha sido la ciudad de Lugo, donde el Miño se desbordó y llegó a inundar partes del ayuntamiento, entre ellas, el CEIP A Ponte.

Este viernes, la situación "está controlada y en vías de ser superada", según ha expuesto el concejal de Medio Ambiente, Miguel Fernández, durante una visita a zonas afectadas a inundaciones.

El edil ha señalado que "hacía muchos años" que el Miño no presentaba una crecida de este nivel en la ciudad, donde ha causado desperfectos que están siendo ahora evaluados.

De este modo, las previsiones apuntan a una mejora de las condiciones meteorológicas con la remisión de las intensas precipitaciones de los últimas, como ha expuesto Miguel Fernández.