Sale de la Uci el joven apuñalado en el Orzán y al que "dieron por muerto"

Una vecina grabó los hechos y relató cómo se produjo la brutal agresión. "Déronlle varias patadas na cabeza e moitas coiteladas", relató a la TVG
Dos de los detenidos (izquierda) y una imagen de la agresión grabada por una vecina. TVG
photo_camera Dos de los detenidos (izquierda) y una imagen de la agresión grabada por una vecina. TVG

El joven apuñalado en la madrugada del pasado viernes en la zona de marcha herculina del Orzán ya abandonó la Uci y se encuentra fuera de peligro.

La víctima de la brutal agresión se encuentra desde este lunes en planta en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), con evolución favorable, según los partes médicos.

Con todo, su estado sigue siendo grave tras recibir 14 puñaladas y varias patadas en la cabeza y otras partes del cuerpo.

El testimonio de una vecina: "Ceibáronse con el"

Una vecina de la zona en la que se produjo el apuñalamiento ofreció su versión de los hechos a la TVG. "O que vin foi que o mozo xa estaba derrubado e ceibábanse con el", reveló la mujer.

Según su testimonio, el agresor, que iba acompañado de otros tres jóvenes que no agredieron a la víctima, pero "tampouco fixeron nada" por detener el ataque, "deulle unhas cantas coiteladas" a la víctima, "foi para atrás e volveu aínda con máis forza", propinándole "varias patadas na cabeza e moitas máis coiteladas", lo que dejó al agredido en el suelo "sobre un charco de sangue enorme".

"Dérono por morto", aseguró a la TVG la vecina, quien asegura haber adivinado "unha cara de satisfacción no agresor".

Esta residente, además, grabó el ataque desde su piso.

 

Los acusados, en prisión

La magistrada del juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los cuatro detenidos por la agresión: el agresor y sus tres acompañantes.

Según fuentes del TSXG, todos ellos están investigados por un delito de asesinato en grado de tentativa o consumado, dependiendo de la evolución de la víctima, que permanece ingresada en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).

Los hechos ocurrieron sobre las cinco de la madrugada del viernes en la zona de copas del Orzán, aunque la detención se produjo poco después en la calle Torreiro.