viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Sanidade indemnizará a una familia de Marín por la muerte de un paciente

Comparecencia de responsables del CHOP celebrada en noviembre tras los fallecimientos por pseudomona
Comparecencia de responsables del CHOP celebrada en noviembre tras los fallecimientos por pseudomona
El TSXG condena al Sergas a pagar 165.000 euros a los familiares de J.M.O.L., que falleció por una mala coordinación en el servicio de cardiología y cirugía intervencionista del hospital Montecelo de Pontevedra y el Meixoeiro de Vigo

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado al Sergas a indemnizar con 165.000 euros a la familia de J.M.O.L., vecino de Marín que murió mientras aguardaba a ser intervenido del corazón, por descoordinación de la administración sanitaria a la hora de incluirlo en lista de espera.

El Defensor del Paciente detalla en un comunicado que la condena recae en el servicio de cardiología y cirugía intervencionista del hospital Montecelo de Pontevedra y el Meixoeiro de Vigo, cuya descoordinación y no puesta de medios al servicio de J.M.O.L. derivó en su fallecimiento.

Esta sentencia, que es firme, revoca la dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo que había fijado una indemnización solo a la viuda de 30.000 euros.

El alto tribunal gallego recalca en su fallo que por parte del Sergas no se pusieron a disposición del paciente los medios y conocimientos de la sanidad pública para prevenir y evitar su muerte.

Abunda en que por culpa de la "deficiente" asistencia y de la descoordinación de los servicios sanitarios, se demoró en demasía la atención que le debía ser prestada, lo que obligó a J.M.O.L. a acudir a una consulta privada.

Después se retrasó la práctica del cateterismo que le había sido recomendada ante el diagnóstico emitido en la consulta privada: estenosis aórtica severa sintomática con clínica de síncope post esfuerzo.

Este paciente no llegó a ser atendido por el cardiólogo del Complejo Hospitalario de Pontevedra, y desde el Meixoeiro informaron de que no se encontraba en ninguna lista de espera, lo cual "indudablemente se debió a la falta de diligencia previa", señala el TSXG.

Abunda en que los síntomas y las pruebas realizadas al paciente justificaban la intervención antes de las seis semanas siguientes al diagnóstico, pero tres meses después de conocerse su situación médica, nueve meses después de que el enfermo supiera su gravedad y once meses después de que comenzaran los síntomas, todavía no había sido intervenido.

Sanidade indemnizará a una familia de Marín por la muerte de un...
Comentarios