Santiago y Ames buscan una altrernativa para el cableado de la línea de alta tensión de Coira

La concejala de Urbanismo de Santiago, Teresa Gutiérrez, el director de área, José Oreiro, y el alcalde de Ames, Santiago Amor, se han reunido hoy con miembros de la plataforma 'Coira contra la alta tensión' para presentarles la alternativa para el cableado.

La convocatoria se produjo porque los vecinos han reclamado información sobre el trazado alternativo de la línea de alta tensión en el lugar de Coira, para encontrar una solución viable y segura que permita enterrar una línea de alta tensión de 220.000 voltios prevista por el gestor ferroviario.

Después de una hora, David Santomil, miembro de la plataforma, ha señalado que Adif ha presentado una alternativa al cableado de alta tensión para alimentar el tren de Alta Velocidad.

Santomil ha detallado que esta opción pasa por la subestación de Milladoiro, una vía de servicio del Monte, la AG-56 (Santiago-Noia), para continuar por la propia vía férrea.

En este trayecto, los vecinos han mostrado su preocupación por un punto (Coira-Casal) en el que se encuentran dos viviendas que ya tienen un cable de Alta Tensión aéreo a 15 metros de las edificaciones, por lo que han solicitado un plano detalle de la zona, para medir la distancia y ver cómo afectaría esta obra.

Antonio Rey, miembro de la plataforma y propietario de una de las viviendas, ha indicado que ambos dueños están dispuestos a permitir la expropiación de los inmuebles para dejar de vivir "en la central".

Así, ha mostrado su preocupación porque las dos líneas creen "una pantalla" que, a su vez, provoque "interferencias", además de daños en la salud.

Los vecinos han aprovechado la ocasión para plantear la posibilidad de enterrar la vía aérea existente a la vez que se realizan las obras de la nueva.

Esta tarde informarán a los vecinos de los acuerdos alcanzados, aunque han coincidido en destacar que la reunión de esta mañana ha sido "productiva" y que se va "avanzando", pese a que hay que puntualizar determinadas cuestiones.

Por su parte, Amor ha destacado la sensibilidad de Adif al mostrarse "receptiva" con este problema y buscar un punto de encuentro beneficioso para todos en el que los vecinos no se vean afectados.

Amor ha calificado como "positiva" la reunión y ha dicho que se estudiarán las propuestas y se realizarán las consultas oportunas para alcanzar un acuerdo en la próxima semana.

Este proyecto, ha recordado Oreiro, está aprobado desde el año 2010 y había sido declarado como "obras de emergencia", por lo que urge llegar a un consenso.