domingo. 19.01.2020 |
El tiempo
domingo. 19.01.2020
El tiempo

Separados bebé y madre tras un parto de emergencia en el Hospital de Verín

Manifestación contra el cierre del partitorio de Verín. BRAIS LORENZO (EFE)
Manifestación contra el cierre del partitorio de Verín. BRAIS LORENZO (EFE)
Tras el cierre del paritorio, el hospital no cuenta con pediatra de guardia y un profesional llegado de Ourense ordenó llevárselo al Chuo ► El padre estudia tomar medidas legales

El Servicio de Ginecología del Hospital de Verín ha atendido este jueves de madrugada un parto de urgencia en sus instalaciones, tras el cierre del paritorio, aunque el pequeño ha sido trasladado al Chuo poco después de nacer. 

En torno a las 4 de la madrugada llegó una parturienta y el ginecólogo de guardia consideró que "no era procedente" su traslado al Chuo, "por el riesgo que conllevaba para la mujer la posibilidad de parir por el camino", ha explicado a Europa Press una de las matronas presentes en el momento. 

Por este motivo se decidió atender el parto en Verín y, dado que en el hospital comarcal a día de hoy no cuentan con pediatra de guardia, los profesionales solicitaron al centro de referencia que enviaran un pediatra desde Ourense. 

Finalmente, el pediatra se trasladó hasta Verín y "en cuanto nació el bebé se lo llevó en ambulancia para Ourense", ha señalado la matrona. 

El pediatra no les dio ninguna explicación de por qué se llevaba a un bebé que "nació perfectamente, con muy buena vitalidad y sin ninguna justificación clínica para el traslado", ha criticado la matrona. 

Es más, los profesionales del servicio de Ginecología de Verín han asegurado haberle propuesto al pediatra "dejar juntos a madre e hijo", siguiendo la línea de las recomendaciones de "todas las guías nacionales e internacionales de calidad de cuidados". 

"La pediatra hizo caso omiso y se llevó al niño" , ha explicado la matrona. La madre fue trasladada a Ourense dos horas y media porque "las dos primeras horas después del parto hay que observarla directamente ante la posibilidad de sangrados y hemorragias postparto". 

La matrona ha señalado que "no existe ningún tipo de evidencia que avale este tipo comportamientos" que pueden producir consecuencias para ambos "en el periodo de lactancia, el apego y a lo largo de su vida". 

Se trata de una situación a la que, según ha explicado, se llega por "no hacer las cosas del modo correcto y una mala gestión de los recursos". "Sabíamos que estas cosas iban a pasar y van a seguir pasando y los únicos perjudicados son los pacientes, esa madre y su recién nacido", ha explicado. 

El padre se plantea tomar medidas legales

El padre del bebé del recién nacido, por su parte, ha dicho que "no es de recibo" lo vivido por su familia y ha avanzado que valora tomar algún tipo de medida al respecto.

Para este padre, "no es de recibo" que separen a la madre y al bebé con tanta rapidez y tampoco que ni si quiera les hayan dado la opción de esperar hasta que la madre se recuperase a fin de poder ir todos juntos.

En una conversación con Efe, ha lamentado el trato recibido en el CHUO frente "al trato exquisito" que tuvieron en el hospital comarcal durante el parto.

"Mi mujer rompió aguas en casa, así que fuimos al hospital de Verín, donde nos atendió la matrona. Ésta al ver que mi mujer tenía contracciones seguidas, llamó al ginecólogo de guardia", ha relatado.

El hombre, que ha preferido no facilitar sus datos identificativos, ha lamentado que cuando llegó la pediatra cogiese al recién nacido y dijese que se lo tenía que llevar porque "tenía que documentarlo en Ourense".

"No pasaron dos ni tres minutos de reloj cuando nos dijo que se lo tenía que llevar", ha recordado.

Ya en el hospital de Ourense, el padre ha criticado que tuvieron después a su mujer, que había recibido puntos de sutura, "dos horas esperando" en una silla de ruedas "con un desgarro".

Merced a la experiencia vivida, ha apuntado a Efe que ya está valorando con sus abogados tomar algún tipo de medida tras tildar de "surrealista" lo acontecido en base a la versión que aporta. "Nunca" se imaginó que le pudiese pasar algo parecido "hasta que nos ha tocado", ha concluido. 

La oposición lanzará una nueva ofensiva contra la Xunta en el próximo pleno 
La supresión del servicio de paritorio en el hospital de Verín volverá a ser una de las cuestiones centrales en el debate parlamentario que tendrá lugar en el pleno ordinario que acogerá la Cámara gallega la próxima semana tras la sesión extraordinaria en la que se someterán a votación los presupuestos de la Xunta para el próximo año. 

Así, los grupos de la oposición –PSdeG, Común da Esquerda, BNG y mixto– han incluido varios puntos sobre este asunto en el orden del día configurado este jueves en la junta de portavoces celebrada en el Pazo do Hórreo.

La Cámara deberá posicionarse sobre la supresión de este servicio en el hospital de la comarca de Monterrei, por lo que la oposición ha apelado a los diputados del PP electos por Ourense a mantener "la coherencia" y expresar con su voto su rechazo a la decisión, postura en la que se alinea el jefe de filas de los populares ourensanos y presidente provincial, José Manuel Baltar. 

Separados bebé y madre tras un parto de emergencia en el Hospital...
Comentarios