Sigue mejorando la situación de los incendios: controlados tres más y sin riesgo para las casas

La superficie afectada por los fuegos se mantiene casi sin cambios con unas 32.000 hectáreas quemadas, de las cuales más de 20.000 corresponden a O Courel y Valdeorras ►Durante la noche se dieron por controlados dos incendios en Oímbra y uno en Cervantes
Labores de extinción en O Courel, el pasado jueves. ELISEO TRIGO (EFE)
photo_camera Labores de extinción en O Courel, el pasado jueves. ELISEO TRIGO (EFE)
Tres incendios forestales han conseguido ser controlados durante la noche del viernes al sábado en Galicia, donde ya no hay ninguno que ponga en riesgo núcleos de población y la superficie afectada por el fuego casi estable desde la jornada del jueves.

Dos de los incendios que han conseguido ser controlados están en la localidad de Oímbra (Ourense) y otro en Cervantes (Lugo), dentro de la docena de fuegos sin extinguir de los que ha informado a primera hora de este sábado la Consellería de Medio Rural.

Por su parte, los grandes incendios, pese a continuar activos, se mantienen sin cambios en cuanto a la superficie afectada. Según la información trasladada por la Consellería do Medio Rural con datos recogidos hasta las 08,30 horas de este sábado, los fuegos de este mes de julio en Galicia han calcinado ya unas 32.000 hectáreas.

Así, el fuego de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón –parroquias de Vilamor y Saa–, que se originó con la unión de otros cuatro focos, se mantiene con una afectación de unas 10.000 hectáreas, mientras que el de la parroquia de Seceda, en Folgoso, ha quemado sobre 1.100 hectáreas.

En Ourense, el fuego iniciado en Carballeda de Valdeorras –el más grande de Galicia– ha arrasado unas 10.500, parte de ellas en el Parque Natural da Serra da Enciña da Lastra.

Por otra parte, en el municipio de Oímbra la Xunta ha dado por controlados a las 23,40 horas de este viernes dos de los incendios que entraron desde Portugal. El de Videferre ha calcinado 800 hectáreas, según las estimaciones provisionales, y el de San Cibrao das Viñas ha afectado a una superficie de 400 hectáreas.

El de mayor superficie, el de Rabal, se mantiene estabilizado (no controlado) con unas 2.100 hectáreas quemadas.

Asimismo, permanece activo el incendio de Vilariño de Conso, en Ourense, que afecta al Parque Natural do Invernadoiro. Según los últimos datos de la Consellería, son ya 5.800 las hectáreas calcinadas por este fuego iniciado la pasada semana.

 

RESTO DE INCENDIOS. La lista de incendios activos en Galicia se completa con cinco más en la provincia de Lugo. De ellos, cuatro están controlados. Se trata del de la parroquia de Cereixido, en Cervantes –65 hectáreas–, los de Palas de Rei, parroquia de Ramil, y Antas de Ulla, en Santa Mariña do Castro de Amarante –375 hectáreas y 40 respectivamente– y el de la parroquia de Outeiro, en Quiroga –250 hectáreas–.

Además, permanece estabilizado el de Nocedo, en el municipio de Quiroga, que hasta el momento ha calcinado unas 15 hectáreas, según las últimas estimaciones de la Xunta.

A esta superficie hay que añadir unas 720 hectáreas de terreno quemadas por incendios de los que Medio Rural ya ha informado de su extinción en los últimos días. En concreto, se trata de los de Cualedro –31 hectáreas–; Baiona –46 hectáreas–; Melón –dos fuegos que suman 98 hectáreas–; Quiroga –83 hectáreas–; Ribadavia –67 hectáreas–; Covelo –37 hectáreas–; Cervantes, parroquias de Donís –75 hectáreas–, Noceda –182 hectáreas– y O Castro –0,5 hectáreas–; y Rodeiro (Pontevedra) –110 hectáreas–.

SITUACIONES 2 DESACTIVADAS. Asimismo, este viernes la Consellería do Medio Rural ha desactivado la Situación 2 por riesgo para las viviendas en los tres incendios que la tenían activada: el macrofuego de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón, el de Valdeorras –el más grande de Galicia– y un segundo incendio en Folgoso, que amenazaban los pueblos de Parada dos Montes y O Busto (A Pobra), Candeda (Carballeda) y Gamiz.

Con ello, han regresado a sus hogares los alrededor de 200 vecinos de Quiroga y Folgoso do Courel que todavía quedaban evacuados.

Formoso aprovechará para pedir a Sánchez la declaración de zona catastrófica

El secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, aprovechará su asistencia al Comité Federal del PSOE que se celebra esta sábado en Madrid para solicitar el líder socialista y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la declaración de zona catastrófica para las áreas más afectadas por la oleada de incendios en Galicia.

En unas declaraciones antes de asistir a este comité extraordinario, que ratificará la nueva estructura del partido, ha dicho que considera que está "más que justificada" esta declaración de zona catastrófica (lo que actualmente se denomina zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil).

El objetivo es que "los cientos de afectados tengan un soporte económico para rehabilitar sus viviendas y, de alguna manera, recuperar parte de los bienes perdidos, aunque no sean más que recursos económicos, la parte emocional no se recupera con dinero", ha constatado.

Formoso ha apuntado que, en todo caso, para conseguir esto resulta "imprescindible" que el propio Gobierno gallego solicite formalmente la declaración de zona catastrófica para los lugares más afectados por los incendios de las provincias de Lugo y Ourense, por lo que ha instado al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a hacerlo cuanto antes.

"Le pedimos a Rueda que solicite, en el menor tiempo posible, oficialmente la declaración de zona catastrófica", ha dicho.

La Xunta aprobó esta semana un decreto para amparar la convocatoria de ayudas autonómicas a los damnificados la próxima semana, al considerar que la declaración de zona gravemente afectada es algo que corresponde al Gobierno, sin necesidad de una petición previa.

Según los primeros cálculos, las más de 30.000 hectáreas que han ardido hasta el momento en Galicia han afectado a 85 inmuebles y han supuesto el desalojo de unas 1.200 personas.

Durante su asistencia al Comité Federal, Formoso también tendrá oportunidad de "agradecerle personalmente" al presidente del Gobierno en nombre de todos los gallegos "que tuviera el gesto de ir a conocer sobre el terreno los lugares y aldeas" más afectadas por los incendios en la provincia de Ourense, el pasado martes.

Comentarios