Los socialistas gallegos eligen a su líder entre llamadas a la participación "masiva"

Pueden votar más de 10.000 militantes, llamados a escoger entre que continúe Gonzalo Caballero o lo releve Valentín González Formoso
González Formoso y Caballero, votando este sábado. C.ARIAS - EFE
photo_camera González Formoso y Caballero, votando este sábado. C.ARIAS - EFE

Un total de 10.074 militantes del Partido Socialista de Galicia están llamados este sábado a las urnas para elegir a su líder para los próximos cuatro años, un proceso interno en el que se enfrentan el actual secretario general, Gonzalo Caballero, y el presidente de la Diputación de A Coruña y alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso

En esta jornada de votaciones, cada militante puede emitir su voto secreto en urna. Para ello, el PSdeG ha habilitado centros electorales en las distintas agrupaciones socialistas. En el caso de las más pequeñas, han podido optar por un horario de mañana (de 10.00 a 14.00 horas) o de tarde (de 16.00 a 20.00). Las más grandes, como las de las ciudades gallegas, están abiertas de diez de la mañana a ocho de la tarde. 

Gonzalo Caballero (Ponteareas, 1975), doctor en Economía y Ciencia Política que ejerció su carrera profesional en la Universidade de Vigo, fue considerado durante años cabeza visible del sector crítico del PSdeG, fundamentalmente en la ciudad de Vigo, con un mensaje fundamentado en el protagonismo de la militancia de base y en la crítica al aparato. 

Tras 20 años de militancia se hizo con las riendas del partido en las primarias celebradas en octubre de 2017, en las que se opuso al que fuera diputado autonómico y actual edil en A Coruña Juan Díaz Villoslada. A lo largo de su trayectoria política, marcada por los movimientos orgánicos, solo ostentó dos cargos públicos: fue edil durante dos años en Vigo y es diputado en el Parlamento gallego desde 2019, donde ejerce como portavoz parlamentario. 

 

Por su parte, Valentín González Formoso (As Pontes, 1971) es alcalde de ese municipio desde hace 14 años y desde julio de 2015 preside la Diputación de A Coruña. En la actualidad, finaliza sus estudios de Derecho —le falta una asignatura para obtener el título—, formación académica que explica que dejó en stand by para ponerse a trabajar. 

Forjado en la política municipal, en 2013 fue nombrado por el entonces secretario del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, como responsable de Política Municipal. Tras su salto al aparato del partido, cogió en 2017 las riendas del PSOE provincial coruñés al imponerse en primarias a la concejala compostelana Mercedes Rosón, cuya candidatura era la considerada afín a Gonzalo Caballero. 

Pese a que en principio Gónzalez Formoso cuenta con el respaldo de más dirigentes de la formación, es un hecho que Caballero se impuso en las elecciones primarias en 2017 presentándose como "el candidato de las bases", frente a las baronías existentes en el seno del socialismo gallego. Y ha aprovechado esta vez su campaña electoral para pedir una nueva "oportunidad" a esas bases del PSdeG después de un mandato de cuatro años que, insiste, ha estado truncado por la crisis del coronavirus que obligó a centrarse en la situación sanitaria y la reactivación económica.

 

Formoso, por su parte, tras más de una década como regidor, decidió dar el paso de pugnar por el liderazgo del PSOE gallego después de considerar que con Gonzalo Caballero "el rumbo del PSdeG no era el correcto".

En declaraciones públicas, tal y como han trasladado en diferentes momentos, a ambos candidatos les salen las cuentas para ser el próximo inquilino de la sede de los socialistas en O Pino; pero, por el momento, con los avales como único termómetro, ambos parten con las mismas posibilidades de liderar el partido después de haber presentado el número máximo de avales para presentar sus candidaturas.

Los aspirantes votan en As Pontes y Vigo
Los dos candidatos votaron ya por la mañana, en una jornada que González Formoso calificó de "francamente bonita", en la que el "socialismo ten que dar exemplo de que estamos implicados no proceso democrático".

El regidor de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña aseguró no estar nervioso y llamó a la "participación masiva". También pidió esa participación Gonzalo Caballero, quien votó en Vigo. Allí lanzó un llamamiento "a los más de 10.000 militantes" llamados a participar en el proceso para que hagan lo propio y acudan a las urnas "con libertad y sin ningún tipo de presión, pensando en el mejor PSdeG".