Los tesoros con patas de la costa gallega

Las campañas de pulpo y centollo fueron históricas en capturas y dejaron más de 21 millones de facturación en lonja ▶ Los planes de gestión autonómicos dan sus frutos con dos especies fundamentales para la flota artesanal de Galicia
17_30 horas O Grove Lonja Subasta centollo
photo_camera Inicio de la campaña de centollo en O Grove en noviembre de 2021. DP

Si hubiera que elegir en el mar algunas especies embajadoras de la marca Galicia, sin duda el pulpo y la centolla estarían entre ellas. El primero, por recorrer las mesas de medio mundo y protagonizar algunas de las fiestas gastronómicas más emblemáticas; y el segundo, por ser la habitual imagen del afamado marisco gallego. Pero hai algo más allá del márketing y la imagen: dos recursos pesqueros que en sus últimas campañas dejaron en las lonjas de la comunidad más de 21 millones de euros y que dan empleo a miles de familias. Son, en conjunto, los auténticos tesoros con patas de la costa gallega.

El pulpo acaba de estrenar su nueva campaña, tras la habitual veda anual para proteger su periodo de cría y que la Consellería do Mar consensúa cada año con el sector. En esta ocasión, el parón se extendió desde el 20 de mayo al 4 de julio y, por ahora, los primeros datos de capturas invitan al optimismo con una especie que dio muchas alegrías a la flota artesanal en la campaña 2021-2022.

Se vendieron más de 1.700.000 kilos que reportaron una facturación de más de 15,5 millones de euros. Eso supuso duplicar las ventas respecto al año anterior y triplicar los ingresos.

El plan de gestión de Xunta y sector para el pulpo no se limita a la veda anual, sino que fija topes de capturas por embarcación y día, así como zona de pesca.

CENTOLLO. Y si al pulpo le fue bien en la última campaña, el centollo —o centola en gallego— no fue menos. En este caso, sus periodos de pesca no coinciden con los del cefalópodo, ya que la campaña acaba de terminar y lo hizo con cifras récord de 676.000 kilos de centollo subastados que supusieron más de 6 millones de ingresos directos para la flota. Es la mejor campaña de la serie histórica desde que hay registros, en el año 1997, con un aumento del 7% con respecto al año anterior, que ya había sido muy bueno.

Igual que ocurre con el pulpo, en centollo está sometido a un plan de explotación y gestión que implica una veda en el litoral gallego para proteger su periodo de reproducción. Así, entre A Guarda y Estaca de Bares está prohibida su captura desde el 25 de junio hata el 6 de noviembre, mientras que en A Mariña lucense esa veda comenzó el pasado día 2 de julio y se extenderá hasta el 27 de noviembre. Porque ya se sabe que el centollo debe comerse en meses con "r", así que es bueno saber todo el que se vea este verano en los platos, será de fuera