Toman Santiago 12.000 jóvenes peregrinos de Europa

La capital gallega acoge hasta el domingo el primer gran encuentro de la Iglesia católica en España tras la pandemia: la Peregrinación Europea de la Juventud
Acto inaugural de la Peregrinación Europea de la Juventud, este miércoles en Santiago. ÓSCAR CORRAL (Efe)
photo_camera Acto inaugural de la Peregrinación Europea de la Juventud, este miércoles en Santiago. ÓSCAR CORRAL (Efe)

Doce mil jóvenes europeos desfilan desde este miércoles cantando, alborozados y con sus rostros iluminados por Santiago, ciudad a la que han llegado por su participación en el primer gran encuentro de la iglesia católica en España tras la pandemia: la Peregrinación Europea de la Juventud (PEJ). La cita durará hasta el domingo.

En la primera de estas jornadas, las terrazas han estado ocupadas desde bien temprano, nada diferente a la alameda y otros espacios públicos, que de repente han pasado a estar plagados de mochilas, banderas, camisetas, gorros y coloridos paraguas que han servido de protector solar.

"Que se note que estáis aquí", ha arengado, a las ya enardecidas masas, Raúl Tinajero, director de la Subcomisión Pastoral de Juventud e Infancia de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en el acto de inauguración, que dio comienzo a las siete de la tarde con algunos problemas técnicos que la organización ha ido solventando sobre la marcha. 

Hubo en una llena Praza do Obradoiro ambientación musical, unas gaitas que interpretaron el himno del antiguo reino y coreografía oficial de la PEJ, la composición Ven a Santiago, más que un camino, compuesta por el artista gondomareño Rubén de Lis. "Nos queda mucha fiesta, mucha música y mucha fe" fue otro de los avisos lanzado por Tinajero y el que terminó de enfervorizar a los chicos.

El obispo Carlos Escribano, miembro de la Comisión Permanente de la CEE, ha tomado la palabra para decirles a los jóvenes que esperan estar "a la altura" de ellos, porque no solamente son el futuro, también "el presente". 

Después de estas intervenciones, llegó el turno de los romeros, de los protagonistas. Alejandro Kovalic, un ucraniano de 27 años, ofreció el Camino a su pueblo, en plena guerra por la invasión rusa; la lusa Mariana Anjós, que estudió en España, celebró la "motivación" que uno encuentra a medida que anda por los senderos que conducen a Santiago; y Rocío Navarro, de 20 y cordobesa, animó a mantener la "actitud de escucha" y a empaparse los unos de los otros.

Todos estos jóvenes están alojados en distintos pabellones, así como en viviendas de particulares, e incluso en un antiguo concesionario de la Avenida de Coruña, actualmente en desuso, donde unas señales en su interior muestran de qué lado han de ponerse los hombres y de cuál las mujeres. Allí duermen dos millares.

Mochilas de los jóvenes peregrinos. ÓSCAR CORRAL (Efe)
Mochilas de los jóvenes peregrinos. ÓSCAR CORRAL (Efe)

El Grupo Bonaval, que tiene a Pedro Hervés como consejero ejecutivo, cedió esa inmensa nave por el deseo de ayudar a la consolidación de Santiago como un destino turístico por excelencia y de contribuir a la expansión del Xacobeo, un acontecimiento doble en esta ocasión, pues el de 2021, que es cuando tocaba, se amplió por concesión papal, debido a los efectos de la crisis sanitaria, a la totalidad del año 2022.

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha dicho en el cierre de la bienvenida, merced a lo escuchado, que "cómo no tener presentes a los jóvenes de Ucrania y de otros países en guerra" y a todos ha animado a vivir la vida "responsablemente", porque "los jóvenes estáis hechos de palabras esenciales, no de eslóganes, sino de mensajes claros, sencillos e inequívocos" y "Europa, con tantas heridas, os necesita llenos de esperanza".

Más allá del Obradoiro, de esa plaza cerrada por la catedral, el parador nacional, la sede del rectorado de la Universidade y el Pazo de Raxoi, la presencia de tanta gente terminadas las fiestas del Apóstol forma parte de las conversaciones, ya sea en bares o en redes sociales, donde abundan los comentarios graciosos, pero también alguna que otra queja.

Celebraciones en el Monte do Gozo
Además de la inauguración, los actos centrales se celebrarán el sábado por la noche, cuando será la vigilia de oración; y el domingo por la mañana, con la eucaristía dominical que clausurará la PEJ. 

El Monte do Gozo acogerá las dos celebraciones, al aire libre. La misa de clausura será presidida por el cardenal Antonio Augusto dos Santos Marto, enviado especial del Papa Francisco, obispo emérito de Leiria-Fátima. 

Dentro del programa de actividades, por las mañanas se impartirán catequesis en diferentes puntos de la ciudad; por la tarde, se ofrecerán talleres y actividades para adolescentes; y por la noche, tendrán lugar diferentes espectáculos, conciertos, visitas culturales y turnos de oración en los templos compostelanos de la capital. 

Además, se habilitarán espacios de animación musical y evangelización por todo Santiago, abiertos mañana y tarde.

Críticas
Si bien este ha sido el pistoletazo de salida oficial a toda una semana de actos religiosos centrados en el Camino de Santiago y en los más jóvenes, los grupos de peregrinos juveniles ya se mueven por la capital gallega desde hace días, entre las críticas de algunos vecinos. 

En las últimas horas, las redes sociales se han llenado de comentarios de compostelanos que censuraban los comportamientos "irrespetuosos" de los peregrinos al llegar a Compostela. El propio alcalde, José Sánchez Bugallo, en una de sus últimas ruedas de prensa, pedía a los vecinos de la calle San Pedro —una de las que más afluencia registra— un "esfuerzo de acogimiento" con los peregrinos.