viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Touriño dimite

Emilio Pérez Touriño, hasta la fecha diputado autonómico y ex presidente de la Xunta, ha presentado ante la presidenta del Parlamento gallego su renuncia al escaño, para afrontar una nueva fase vital alejada de la ''primera línea política''. Se incorporará en breve al Consello Consultivo de Galicia y, el próximo curso, aspira a participar en dos cursos de posgrado sobre desarrollo regional e integración económica (Facultade de Economía) y políticas pública (Facultade de Ciencias Políticas), ambos en la Universidade de Santiago de Compostela. También planea la puesta en marcha de un proyecto de investigación que aspira a dar soporte al proyecto de eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

El ex líder socialista argumentó, en declaraciones a los medios de comunicación, que su renuncia se debe a que ha pasado un año desde la celebración de las últimas elecciones autonómicas que desplazaron al PSdeG del Gobierno gallego. La elección de este momento responde a ''un poco de fetiche'', precisamente porque han pasado 12 meses desde entonces, tiempo que considera suficiente para ''mostrar la capacidad democrática para asumir los resultados electorales y darle normalidad a las situaciones''. Recordó, al respecto, que ya el 2 de marzo, cuando asumió la responsabilidad de la derrota electoral había manifestado que se incorporaría de forma transitoria al Parlamento gallego.

''De esta manera pongo fin a un dilatada trayectoria política'', explicó Pérez Touriño, quien trasladó su ''gratitud y reconocimiento a los miles de gallegos que durante estos años depositaron sobre mí su responsabilidad y confianza''. Tuvo también palabras de agradecimiento para los presidentes del Parlamento gallego de su periodo como diputado, desde 1997 (García Leira, Dolores Villarino y Pilar Rojo) y también para los trabajadores de la Cámara, ''por su amabilidad permanente y disposición''. Aludió también a sus ''compañeros del grupo parlamentario'' y en general a ''todos los diputados''.

Precisamente, la comunicación de su decisión la realizó, aproximadamente, por el mismo orden, pues primero tuvo conocimiento de la misma la presidenta del Parlamento, después el líder de su grupo parlamentario, Manuel Vázquez, y después el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Con este adiós al escaño de diputado Touriño pone el ''punto y final'' a una trayectoria política de ''más de 20 años de dedicación exclusiva plena'', primero como subsecretario de infraestructuras en los años 80 bajo un Gobierno de Felipe González, y después como secretario general del PSdeG, portavoz y presidente del grupo parlamentario socialista y presidente de la Xunta.

''Creo que en la vida política hay que dar pasos de evolución, renovación y cambio'', aseveró, no sin antes señalar que aunque desde el 1-M su acción no estuvo ''en la primera línea política, seré siempre una persona comprometida con Galicia''. Por ello, aseveró, ''siempre estaré a disposición del grupo socialista, de mi país, de mi tierra y de mi gente''.

''Alarma y alerta'' por las cajas y el territorio
Aunque Touriño manifestó sentirse cómodo en esa segunda línea política desde el grupo parlamentario socialista, algunas voces de esta organización consideran su marcha la ''descapitalización más grande de la historia del socialismo gallego''. Y opinan, además, que en su decisión de abandonar el escaño han influido políticas socialistas que ''van contra lo hecho hasta ahora'' y en ocasiones, incluso, ''contra el sentido común''.

El propio Touriño, en sus declaraciones a los medios, se refirió a dos cuestiones que son motivo de disenso en el seno del PSdeG, que son el futuro financiero de las cajas de ahorro y las políticas sobre el territorio.

En materia de cajas, el ex presidente autonómico advirtió que Galicia tiene ante sí ''grandes riesgos'', como es el de ''perder el poder financeiro de que venía dispoñendo a lo largo de su trayectoria en los últimos años''. Se trata, a su entender, de un ''elemento de alarma y alerta'' en un país que, aseguró, ''ha demostrado que es capaz de crecer, de crear empleo y de crecer a más ritmo que el resto de España''.

Si en esta cuestión apeló a la ''voluntad política'' para construir un ''proyecto integrador de país'' propio de la ''sociedad moderna y capaz'' que es la comunidad, algo similar planteó para el territorio. ''Es imprescindible un acuerdo por el territorio'', elemento que definió como ''asignatura pendiente'' de la comunidad y que a su entender debe caminar hacia la preservación para el mejor desarrollo del país.

''Hoy la política autonómica no marcha en ese derrotero'', aseveró, basándose en que ''cada día hay una noticia que va en la dirección contraria''. ''Veo alarmas encendidas cada día sobre el territorio'', dijo, para añadir que hoy mismo los medios de comunicación anuncian que ''le damos vía libre al urbanismo de tan mal tipo como el que se desarrolla en la costa norte de Lugo, en Barreiros''. ''No son buenas noticias para un país con un futuro, moderno o que quiera respetarse a sí mismo'', concluyó.

Estado de la autonomía
El ex presidente gallego abandona su escaño una semana antes del debate sobre el Estado de la Autonomía, por lo que ocupará su lugar, en ese momento, la también ex diputada autonómica Carmen Cajide Hervés (Cuntis, 1956).

Aunque el cese ya será efectivo en esta fecha y pese a que considera que ''no me corresponde'' realizar un análisis sobre la situación que atraviesa Galicia, Touriño hizo una llamada a la elaboración de ''un proyecto capaz de integrar y unir la voluntad del país para salir adelante'' de la situación actual de crisis económica.

''Me gustaría que eso fuera lo fundamental de este debate y que eso prevaleciera sobre cualquier otra cuestión'', aseveró. Touriño confió en que el debate sea útil en este momento ''dramáticamente difícil'' por el paro, la destrucción de tejido empresarial productivo y las dificultades de protección social.

Touriño dimite
Comentarios