Trabajadores de Navantia Ferrol escriben en la plaza de Armas sus exigencias para el sector

Los trabajadores de Navantia Ferrol abandonaron, por sorpresa, esta mañana el astillero al término de una asamblea para realizar una protesta delante del Concello de la ciudad y reclamar al Gobierno carga de trabajo para sus 2.300 empleados directos y muchos más en la red de empresas auxiliares.

La plantilla abandonó a pie la factoría de Esteiro sobre las doce del mediodía y los trabajadores caminaron hasta la plaza de Armas, frente al Consistorio, donde en el suelo de la misma escribieron sus demandas: Carga de trabajo, no al veto y dique sí.

El Comité de Empresa pide nuevos contratos militares para las gradas vacías de Ferrol y Fene, que sólo cuentan con el flotel de Pemex, aún sin fecha de inicio, en la cartera de pedidos, el fin del veto de la UE sobre la antigua Astano y la construcción de un dique flotante para la ría ferrolana que les permita avanzar en el mercado de las reparaciones en buques de gran porte.

Fue una protesta breve y pacífica que terminó antes de las 13:00 horas con los operarios desandando el camino hacia el astillero.

La protesta forma parte del nuevo calendario de movilizaciones aprobado hoy por la plantilla para las próximas semanas, que incluye varias acciones los días 4, 12 y 27 de marzo, con encierros, caminatas y protestas en Ferrol, hacia Fene y hasta la sede de la Agencia Tributaria.

La próxima movilización será mañana, día en el que los trabajadores se sumarán a la manifestación convocada por los sindicatos CC OO, CIG y UGT en la Alianza Social Galega, contra los recortes sociales, prevista para las 20:00 horas con salida desde la plaza de España.

Comentarios