La UE decidirá en 45 días si los peajes de la autopista gallega deben desaparecer

Bruselas emitirá su dictamen vinculante antes del 23 de marzo, tras estudiar las alegaciones del Gobierno sobre la presunta irregularidad de las prórrogas de Audasa
La AP-9 y el puente de Rande. RAFA FARIÑA
photo_camera Las obras del puente de Rande fueron la última gran inversión de Audasa en la vía gallega. RAFA FARIÑA

En 45 días, el Gobierno español sabrá si Bruselas ordena levantar los peajes de la AP-9 y anula definitivamente la concesión de la autopista gallega a Audasa. Es el plazo que la Comisión se ha dado para estudiar las alegaciones presentadas por el Gobierno español contra la declaración de ilegalidad de las prórrogas concedidas a Audasa. El último estiramiento del contato fue por un período de 25 años. El derecho europeo, a raíz de la denuncia presentada por el grupo vigués En Colectivo, estimó en septiembre de 2021 que tenían que haberse realizado mediante un concurso público en el que pudieran haber competido otras empresas.

Entonces, la Dirección General europea abrió un plazo de dos meses para que España adujese lo que considerase oportuno o, en su caso, ejecutase la anulación del contrato de Audasa.

Ahora, la UE emitirá un dictamen definitivo en vista de las alegaciones presentadas por el Estado español, que se ha negado a hacer públicas pero que apuntan a una defensa de la prórroga para no tener que afrontar indemnizaciones que la propia Audasa considera que serían milmillonarias. La cuestión es saber si en caso de que Europa ratifique su primera impresión y determine que el contrato es ilegal será de obligado cumplimiento y de ejecución inmediata. La respuesta, a juicio de Diego Maraña, presidente de En Colectivo, es que no. La decisión de la Comisión será vinculante para el Estado español, pero cabe la posibilidad de que sea recurrida y esto abriría la puerta a un procedimiento judicial internacional.

Si esto ocurre, el tiempo para dilucidar un escenario definitivo se prolongaría dos años más. Así sucedió ya en Italia, donde una denuncia similar concluyó de idéntica forma y precisó 24 meses de recorrido en el Tribunal de Estrasburgo antes de llegar a una conclusión definitiva e inapelable. En Italia acabaron deshaciendo el peaje de la autopista en cuestión, En España, el camino transcurre de momento por la senda de la incertidumbre. De ahí que la decisión de Bruselas el próximo mes de marzo vaya a determinar o bien la futura abolición del peaje en la autopista gallega o su blindaje hasta el final de su concesión, en el año 2048.

IMPOSIBLE DE ARCHIVAR. En medio del complejo proceso de decisión, la agrupación promotora de la primera denuncia, En Colectivo, ha iniciado un segundo procedimiento en Bruselas que, en la práctica, impediría el archivo del asunto en caso de que Europa acabe dando la razón al Gobierno y haciendo buena la prórroga de la concesionaria de la AP-9.

La misma asociación que primero pleiteó contra el cobro de peajes en Rande durante las obras de ampliación del famoso puente, y que después impulsó el dictamen de la Comisión Europea contra la prórroga de la autopista gallega hasta 2048, denuncia ahora que la misma concesionaria cobrará hasta un 600% de intereses por la ejecución de sus proyectos, algo que los abogados de En Colectivo consideran "desmesurado" y posiblemente "ilegal".

La queja, esta vez, ha sido dirigida a la Dirección General de la Competencia de la UE, a quien piden que indage esa compensación que recibirá Audasa. Se trata de un pago de intereses cifrado en 1.465 millones de euros como compensación por las obras de ampliación en el puente que vuela sobre la ría de Vigo y une esta ciudad con la península de O Morrazo y la construcción de nuevos carriles en Santiago. Estos dos proyectos costaron 228 millones pero, según los denunciantes, la concesionaria acabará percibiendo 1.465 millones por ellas, a cuenta de las subidas anuales extraordinarias que le han sido autorizadas en los peajes, un 1% adicional durante 20 años, en compensación por las inversiones acometidas en estos años.

Comentarios