lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Un exdirector de seguridad del Concello de A Coruña denunció tráfico de influencias en la grúa y la ORA

En las partes del sumario del caso Pokemon desveladas este viernes figura un informe del exdirector de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de A Coruña Germán Lago, quien denunció la presunta comisión de un delito de tráfico de influencias con los contratos de la grúa y la ORA.

Lago, que es inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, estaba en el Ayuntamiento de A Coruña desde 2007 y fue destituido el 26 de enero de 2013, cuando ocupó su puesto Carlos García Touriñán.

El 7 de marzo de 2014 acudió al juzgado para depositar documentación a mayores de la que había entregado el 17 de febrero, cuando dio "134 folios numerados", según recoge el sumario.

Estos corresponden "a documentación sobre la concesión de la grúa y ORA, correspondientes a cuando desempeñaba el puesto de Director de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de A Coruña".

El sumario habla de un "posible tráfico de influencias" entre el 1 de junio de 2011 y el 26 de enero de 2013, cuando fue destituido de su cargo por la Junta de Gobierno local.

A lo largo de la documentación, el propio Lago destaca que "corresponde al jefe del cuerpo de la Policía Local la tramitación del abono de las facturas" de grúa y ORA, aunque "desconoce la asignación formal".

"ENCERRONA" EN EL ACUARIO

El jefe de Biología Marina del Acuario de A Coruña Antonio Pérez Cribeiro explica en una denuncia facilitada a la instructora del caso Pokemon que la exjefa de los Museos Científicos Coruñeses y actual responsable de personal, Mónica Iglesias, le preparó "una encerrona" tras estallar el caso, en el que está imputada.

Pérez Cribeiro, al que la jueza considera "un testigo primordial", hizo una denuncia ante la Guardia Civil, que detalla en un informe que está incluido en el sumario de la Pokemon el "acoso laboral que ha sufrido por parte de Mónica Iglesias Prego".

El técnico, que se vio obligado a coger una baja laboral por episodios de ansiedad, grabó una reunión con su antigua superior, que acaba de ser ascendida por el procedimiento de libre designación a jefa de personal del Ayuntamiento.

Piensa que la reunión se trató de una "burda manipulación de la realidad por parte de Mónica y con el apoyo de varios funcionarios, a veces por ignorancia y otras adrede".

Durante la charla, su exjefa le dice en una ocasión una frase que él considera una amenaza: "Espero no verme en la obligación de decir el día, la hora y el despacho", afirmó.

"Empecé a pensar que se acabó, que me tenía que ir antes de que la encerrona se fuera cerrando más hasta llevar a un punto donde yo pudiese errar y de aquella irían a por mí, ese es el objetivo y no 'la biología', como saben bien los trabajadores del acuario", comenta Pérez Cribeiro en sus conclusiones.

Fija el supuesto acoso laboral desde "el viernes 21 de septiembre de 2012 (el día anterior había estallado la Operación Pokemon), hasta el viernes, 7 de febrero de 2014" con "una serie de amenazas, órdenes y peticiones incumplibles, dirigidas expresamente" a él

Un exdirector de seguridad del Concello de A Coruña denunció...
Comentarios