viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

El incendio en el área de servicio de Os Praceres no fue intencionado

La Policía certifica la zona.
La Policía certifica la zona.
Las primeras hipótesis sobre el espectacular siniestro en la gasolinera pontevedresa apuntan a que fue totalmente accidental

El  incendio registrado en una de las naves del área de servicio Os Praceres, en Pontevedra, a última hora de la jornada del miércoles obligó a movilizar a un amplísimo operativo de emergencias y a los bomberos de la ciudad, que finalmente lograron sofocar el fuego entrada ya la noche. Sin embargo, la escasez de agua dificultó la labor del cuerpo, que tuvo que emplearse a fondo para controlar un fuego que, según las primeras investigaciones, fue totalmente fortuito y que hizo temer a algunos vecinos por sus casas.

Hasta cinco coches y tres camiones cisterna que se utilizaban para el reparto de gasóleo de calefacción se han visto afectados -al parecer, permanecían estacionados en una nave anexa que hacía las veces de taller-, si bien, afortunadamente, el siniestro no dejó heridos de gravedad.

Los que sí tuvieron que ser atendidos por los equipos de emergencias sanitarias también desplazados al lugar fueron algunos vecinos colindantes, con leves intoxicaciones por ihalación de humo, y una vecina presa del pánico ante la situación.

Y no era para menos. Las llamas podían apreciarse a gran distancia, tal y como demostraron las primeras imágenes difundidas a través de la red, y la gran columna de humo fue una constante en la zona -visible incluso desde el otro lado de la ría- mientras las llamas continuaban activas en la gasolinera.

Los servicios de emergencia, Policía Local y Policía Nacional dispusieron un cordón de seguridad de 500 metros alrededor de la gasolinera con el fin de que los bomberos pudieran trabajar sin problemas.

Todos los residentes en las viviendas que incluía dicho perímetro, en total unos 60 vecinos, fueron desalojados y avisados de que serían realojados durante la noche en hoteles de la capital, ya que, según las previsiones de los servicios de emergencia, la extinción total del fuego duraría varias horas, a lo que hay sumar el riesgo de explosión por el combustible acumulado.

Finalmente, en torno a la medianoche, al dar por completada la extinción, pudieron volver a sus casas, una vez comprobado el buen estado de las mismas.

También se descartó cualquier tipo de riesgo medioambiental en la zona antes de reabrir al tráfico la  PO-546 -la circulación fue desviada por las PO-10 y PO-11.

La concejala de Seguridad del Concello de Pontevedra, Carmen Dasilva, se trasladó a la zona poco después de declararse el fuego.

Al parecer, fueron los propios empleados de la gasolinera quienes, sobre las 19.45 horas, avisaron a los bomberos al detectar el fuego en una de las naves aledañas. Poco después, los vecinos de la zona comenzaron a dar otros avisos.

Según apuntan las investigaciones, el incendio se inició accidentalmente en un generador eléctrico que estaba al lado de un depósito de gasoil en la parte trasera de la estación de servicio.

El área de servicio Os Praceres se encuentra situada en la carretera vieja, entre Pontevedra y Marín, que tuvo que ser cortada, justo detrás de la EDAR y de los terrenos de la factoría de Celulosas.

El incendio en el área de servicio de Os Praceres no fue intencionado
Comentarios