Un piquete destroza un vehículo que operaba en servicios mínimos

Un piquete ha destrozado esta mañana una ambulancia en una de las dos bases que los vehículos del transporte sanitario tienen en Santiago de Compostela, ubicada junto al ambulatorio de Fontiñas, coincidiendo con una nueva jornada de huelga en el sector.

Los hechos se produjeron sobre las 11:30 horas, cuando los miembros del piquete entraron el interior de la base y rompieron las lunas del vehículo además de propinarle otros golpes, ha informado a Efe la patronal.

En esos momentos, sólo se encontraba en el interior de la base una ambulancia que prestaba servicios mínimos. Antes de abandonar el lugar, los integrantes del piquete realizaron pintadas en la puerta de la base y arrojaron huevos contra la misma

La Federación Gallega de Empresarios de Ambulancias (FEGAM) ha denunciado estos hechos ante la Policía Nacional, al igual que hizo ayer con el pinchazo de las ruedas de quince ambulancias en la zona de Vigo y Redondela y la sustracción de varios efectos del interior de las mismas.

LAS NEGOCIACIONES, RETOMADAS EL MARTES
La FEGAM retomó el pasado martes las negociaciones con los sindicatos, a los que exige "responsabilidad" para poner fin a la huelga iniciada en diciembre, y recuerda que con el convenio que se propone se garantizan todos los puestos de trabajo y se ofrece una subida salarial.

La patronal ofreció a los representantes sindicales un acuerdo que "garantiza todos los puestos de trabajo (unos 1.400), mayor poder adquisitivo para los trabajadores con el aumento del 1 % anual mientras esté en vigor el convenio y el mantenimiento de las actuales condiciones laborales en temas como asuntos propios, jornadas y horarios".

La FEGAM destaca que ha realizado un "gran esfuerzo" para poder realizar esta oferta a los trabajadores ya que el contexto en el que se produce esta negociación no es el de hace unos años. Así, subraya que a pesar de la situación económica actual, del aumento de los costes y de la congelación del importe del contrato con el Sergas desde 2008 debido a la crisis, la oferta supera en más de un 25 por ciento la del convenio estatal para los trabajadores del sector.

Por otra parte, señala que la "ultraactividad" del convenio que demandan los sindicatos (periodo de prórroga que se establece desde que finaliza un convenio hasta que se firma el siguiente) sería un "cierre en falso" del conflicto e insisten en que la patronal lo que quiere es un acuerdo que garantice la estabilidad para los próximos dos años en el transporte sanitario gallego.

Los sindicatos consideraron insuficiente esta oferta y han mantenido la convocatoria de dos nuevas jornadas de huelga para ayer y hoy, con la idea de ampliarla a todos los jueves y viernes hasta llegar a un acuerdo que no signifique la pérdida de poder adquisitivo.

Las negociaciones habían quedado rotas el pasado 20 de diciembre tras la comisión de diversos actos vandálicos.