Villanueva, tras el golpe al clan de los morones: "La cosa está tranquila"

El delegado del Gobierno no descarta que haya más detenciones en el marco de la operación Vida
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva
photo_camera El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha manifestado este lunes que "la cosa está tranquila" tras el golpe al clan gitano de los morones, cuatro de cuyos componentes fueron enviados a prisión por el Juzgado de Instrucción 3 de Cangas.

Villanueva ha señalado, en declaraciones a los medios en Vigo, que la organización y concesión de licencias de los mercadillos es competencia de los municipios que los acogen, pero que en todo caso las fuerzas de seguridad "establecerán las medidas necesarias para garantizar la seguridad".

Ha abundado el delegado en que la parte administrativa de los mercadillos recae sobre los ayuntamientos, que son los que tienen que determinar un mecanismo de reparto de licencias individualizado, para garantizar la competencia.

Villanueva, que también ha apuntado que la vigilancia en el entorno de los colegios continuará, para evitar enfrentamientos fuera del ámbito de los mercadillos, y ha insistido en que la operación Vida sigue abierta y en que podría haber más detenciones, en función de la documentación recabada en los registros.

Ha confirmado que el patriarca del clan de los morones, Olegario Giménez, autoproclamado "Rey de los gitanos" de Galicia, permanece en el módulo penitenciario del hospital provincial y ha confiado en que hay una serie de indicios que pueden hacer "prosperar" las acusaciones que se les imputan. Estas son organización criminal, extorsión, coacciones, fraude a la Seguridad Social, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales.