lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Vuelca un camión de combustible en la A-6 a la altura de Guitiriz

La cisterna de un camión que iba cargado con unos 25.000 litros de combustible corta desde primera hora de la mañana de este miércoles un tramo de la antigua Nacional VI, a su paso por el municipio lucense de Guitiriz. Fuentes del Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo confirmaron que el conductor perdió el control del vehículo pesado -cuando circulaba por la A-6-, que se salió de la vía y volcó. La cabeza tractora quedó sobre la autovía, pero el remolque se despeñó hasta la carretera.

El accidente se produjo a las ocho y cuarto de la mañana, a la altura del kilómetro 527 de la Autovía del Noroeste. Aunque no hubo que lamentar daños personales de gravedad, dado que el conductor del camión salió por su propio pié de la cabina, según informaron fuentes del 112, la cisterna se quebró como consecuencia del golpe y parte de carga de combustible que transportaba se desparramó.

La central de coordinación de emergencias del 112, además de avisar al centro de gestión de tráfico de la autovía y a la Guardia Civil de Tráfico, movilizó a los Bomberos, al Servizo de Protección da Natureza (SEPRONA), a los grupos municipales de intervención rápida de los municipios limítrofes y a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, porque el vertido de combustible provocado por el accidente amenazaba con causar un desastre ecológico.

La alcaldesa de Guitiriz, Regina Polín, confirmó que la cisterna del vehículo estaba dividida en cinco compartimentos, que transportaban 16.000 litros de gasóleo y 9.000 de gasolina. Afortunadamente, en el momento del accidente, uno de los tanques iba vacío. De los otros cuatro, dos sufrieron grietas como consecuencia del impacto, pero la regidora local aseguró que la cantidad de combustible derramada ''fue mínima''.

''Es mucho menos grave de lo que realmente pudo ser'', dijo la alcaldesa, quien también confirmó que los servicios de emergencias, con ayuda de una excavadora, hicieron una zanja y colocaron barreras anticontaminación para evitar que el combustible llegase a un pequeño riachuelo, afluente del río Roca, que a su vez desemboca en el Parga.

Por otra parte, la regidora local confirmó que la empresa propietaria se está ocupando se succionar la carga que aún contenían los depósitos del camión y de trasvasarla a otro vehículo con cisterna, para evitar que el vertido vaya a más. Por eso, confía en que las consecuencias del accidente no sean demasiado graves desde el punto de vista medioambiental, a pesar de que se produjo en una zona verdaderamente sensible, muy cerca del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Ladra-Parga-Támoga. 

Vuelca un camión de combustible en la A-6 a la altura de Guitiriz
Comentarios