La Xunta aprueba el pago del canon a los comuneros por el hospital de Montecelo

La comunidad de montes, que cobrará 23.583 euros anuales, cede al Sergas los terrenos ocupados por un tiempo indefinido
Imagen de la última visita de la Xunta a las obras del Gran Montecelo, el pasado mes de junio. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera Imagen de la última visita de la Xunta a las obras del Gran Montecelo, el pasado mes de junio. BEATRIZ CÍSCAR

El Consello de Goberno de la Xunta aprobó al fin este miércoles la autorización para el pago a los comuneros de Mourente de un canon anual de 23.583 euros por la ocupación de los terrenos del hospital de Montecelo. El Ejecutivo autonómico da cumplimiento de esta manera al acuerdo alcanzado con los vecinos a finales del pasado año. El virtud de ese pacto, la Mancomunidade de Montes de Mourente cede con carácter indefinido al Sergas el uso de los terrenos actualmente ocupados por el hospital, lo que significa en la práctica la regularización de la situación de las instalaciones del complejo sanitario, donde actualmente se acomete la ampliación más importante de su historia para la conversión del complejo en lo que se ha dado en llamar Gran Montecelo, el futuro hospital que dará cobertura al área sanitaria de Pontevedra-O Salnés con una capacidad pensada para los próximos 25 años.

Esta negociación fue forzada por una sentencia judicial que reconoció a los comuneros como los propietarios legales del suelo en el que se asienta todo el equipamiento sanitario. El acuerdo probado ahora garantiza la continuidad de los servicios asistenciales, así como todas sus instalaciones anexas.

La Xunta informó el miércoles que con este acuerdo el Servicio Galego de Saúde "queda plenamente autorizado para realizar en estos terrenos todas las instalaciones, construcciones, edificaciones y mejoras vinculadas al destino de la parcela que sean necesarias para la atención sanitaria de la población de su área, lo que supone el mantenimiento de la atención sanitaria a la población que se viene prestando hasta el momento".

Según explicaron fuentes de la Xunta, la población del área sanitaria no se verá afectada, por lo tanto, por el reconocimiento de la titularidad de los terrenos a favor de la Comunidade de Montes Vecinales, "ya que el acuerdo mantiene la plena disponibilidad por parte del Sergas", y además siguen vigentes los proyectos de mejora y desarrollo de la asistencia sanitaria del área.

El acuerdo de cesión, tal y como este miércoles explicó la Xunta, "se enmarca igualmente en el proceso de mejora continua y de reforzamiento de los servicios asistenciales públicos gallegos".

La Comunidad de Montes de Mourente había aprobado este canon acordado con la Xunta en una asamblea general celebrada el pasado mes de diciembre en Pontevedra. En aquel momento, el asentimiento de los comuneros al resultado de las negociaciones con la Xunta fue prácticamente unánime.

La aprobación implicaba que los 39.306 metros cuadrados se cedieran bajo tres condiciones. La primera, que el destino permanente de los terrenos fuera el funcionamiento del hospital público de referencia del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés. La segunda, que la gestión del hospital siga siendo siempre pública, directa e integral. Y la tercera, que la Xunta efectivamente quedaría facultada para la realización de todo tipo de obras, instalaciones o mejoras vinculadas al destino de la parcela, siempre que se cumpliesen las dos condiciones anteriores. En cuanto a los plazos, ambas partes acordaron que fuera por tiempo indefinido.

Comentarios