La Xunta, "optimista" con la visita del papa Francisco "no último trimestre" del año

Los problemas en la rodilla del sumo pontífice han hecho que el Vaticano anule sus viajes de junio, aunque aún mantiene los de julio
El papa Francisco. ARCHIVO
photo_camera El papa Francisco. ARCHIVO

El presidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, se mostró este domingo "optimista" ante una eventual visita del papa Francisco, a pesar de los problemas de salud que están poniendo trabas a su agenda internacional, y de hecho manifestó que le gustaría que esta se produjese "no último trimestre do año", lo que supondría, subrayó, un broche "espectacular" para el Xacobeo 21-22. 

"Ultimamente algunha conversa que tiven eu co arcebispo de Santiago transmitiume algo máis de optimismo", explicó el mandatario autonómico en una entrevista en Radio Galega en la que, en cualquier caso, recalcó que "todo depende da saúde do Papa". La razón es que el sumo pontífice, que cumplirá en diciembre 86 años, padece un grave problema de ligamentos en la rodilla derecha que ha provocado que, en sus últimas apariciones públicas, tuviera que recurrir a una silla de ruedas para desplazarse, así como asistencia para caminar o tomar asiento.

En este sentido, el Vaticano decidió suspender el viaje que Francisco tenía previsto a Líbano este mes de junio, aunque no ha modificado sus viajes preparados para la República Democrática de Congo del 2 al 5 de julio, a Sudán del Sur los dos días siguientes y a Canadá del 24 al 30 del mismo mes, la última fecha añadida en su calendario. 

Alfonso Rueda afirma que el arzobispo de Santiago le ha trasladado información favorable sobre su posible visita por el Xacobeo

"Eu estou seguro de que se a súa saúde llo permite o Papa vai vir a Santiago e probablemente este ano", comentó Alfonso Rueda al respecto de su posible llegada, a la que incluso se animó a sugerir plazo: "A miña preferencia dende o punto de vista de organización da Xunta é que no último trimestre do ano se pechase o Xacobeo coa visita do Papa", dijo. 

En un principio se barajó el domingo 7 o el lunes 8 de agosto como las fechas de la visita del sumo pontífice a la capital gallega para participar en el Xacobeo, siguiendo la tradición de sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, que sí peregrinaron en Año Santo. Y serían precisamente estos problemas de salud una de las principales razones para aplazar ligeramente la fecha en el tiempo. 

DESARROLLO TURÍSTICO. Por otra parte, Rueda, que también encabeza la consellería de Turismo, aseguró que está satisfecho con la marcha del Año Santo, "o mascarón de proa" del tirón turístico de la comunidad gallega. Y aunque no puso una cifra concreta afirmando que "non lle interesa a masificación e ir a por o número", insistió en que el objetivo marcado por el Ejecutivo autonómico es "que veña moita xente" y que el sector sea capaz "de atendela".