Arcade exhibe músculo gastronómico con una Festa da Ostra de récord

La organización despachó más de 110.000 unidades de bivalvo y congregó a unas 35.000 personas durante todo el fin de semana

La trigésima primera edición de la Festa da Ostra de Arcade será recordada como una de las más existosas desde su origen. Mucho ha cambiado esta cita gastronómica desde sus inicios a finales de la década de los 80. En aquella época, los ostricultores apostaron por dar vida a un evento que tendría que servir para promocionar su producto estrella. Más de 30 años después, la actividad se ha convertido en una de las grandes referencias del municipio de Soutomaior, donde no se puede entender la llegada de la primavera sin esta celebración.

"Los responsables del evento culinario de Soutomaior apostaron por mantener los precios populares de las raciones"

Hosteleros y organizadores coincidieron a la hora de hacer balance que esta ha sido la Festa da Ostra de los récords. Según datos facilitados por la Administración local, se calcula que durante el pasado fin de semana se pasaron por la carpa, que, como ya es tradición, se emplazó en el muelle de Arcade, unas 35.000 personas aproximadamente. Pero el éxito de la cita no radicó exclusivamente en su capacidad para atraer a curiosos y amantes de la ostra, sino también en lo que a ventas se refiere. Y es que los responsables de los puestos habilitados despacharon más de 110.000 unidades del preciado bivalvo. Como ya es tradición, los comensales tuvieron la oportunidad de degustar raciones compuestas por media docena de ostras, a un precio de siete euros, o bien en escabeche y empanada (seis euros). Una vez más, la decisión del Concello de mantener las tarifas populares de citas pretéritas resultó todo un acierto.

"Uno de los momentos de mayor expectación fue la lectura del pregón, que este año corrió a cargo del actor Luis Zahera"

Por otro lado, una de las novedades de esta edición fue ampliar la oferta culinaria para los asistentes. Así, también se habilitaron puestos para dar salida a otras especies estrella de la lonja local, entre las que se encuentran la anguila y la almeja. La notable respuesta por parte de los participantes invita a pensar que esta fórmula tendrá continuidad en ediciones futuras.

Aunque este tipo de novedades fueron muy aplaudidas por los asistentes, no cabe duda de que algunas de las actividades más tradicionales de la Festa da Ostra continúan teniendo un importante tirón entre el público. Buena prueba de ello es la cantida de gente que acudió al muelle de Arcade para no perderse la lectura del pregón, que este año contó con un invitado de excepción: el actor Luis Zahera. El hombre que encarnó al entrañable Petróleo en la exitosa serie de la TVG Mareas Vivas encandiló a los allí presentes con su humor y su pasión por el bivalvo. en la carpa estuvo presente la directora xeral de Turismo, Nava Castro, así como el alcalde de Soutomaior, Agustín de Reguera, además de otros miembros de la Corporación.