Cocido gallego: una receta perfecta para días fríos

Descubre el auténtico sabor de Galicia con nuestro cocido gallego, una receta que fusiona tradición y calidez, ideal para los días fríos
cocido-gallego
photo_camera Foto: facebook/restaurantecabanas (Lalin)

La gastronomía gallega está llena de tradiciones y sabores únicos y, entre sus platos más emblemáticos, el cocido gallego ocupa un lugar especial.

Imagina una olla burbujeante llena de chorizos picantes, patatas tiernas, repollo jugoso y carnes sabrosas. Todo esto cocido a fuego lento, mezclando aromas y sabores en una danza culinaria perfecta. Cada bocado es una explosión de tradición, una oda a la cocina gallega que ha perdurado a través de generaciones.

Lo mejor del cocido gallego es su versatilidad. Puedes encontrarlo en cada rincón de Galicia, desde los acogedores hogares familiares hasta los restaurantes más elegantes. Es un plato que une a la gente alrededor de la mesa, compartiendo risas y recuerdos mientras se saborea cada cucharada.

El secreto de su sabor radica en la paciencia y el cariño que se le dedica durante su preparación. Descubre todos secreto de este plato tradicional gallego

  1. Cómo hacer cocido gallego
  2. Tiempo de la receta
  3. Ingredientes
  4. Cómo preparar cocido gallego, paso a paso

Cómo hacer cocido gallego

¿Quieres aprender cómo hacer un cocido gallego de la manera más auténtica y deliciosa? A continuación te desvelamos los secretos de esta receta tradicional, que te transportará a la cocina gallega con cada cucharada. 

Preparar un delicioso cocido gallego es toda una aventura culinaria que requiere atención a los detalles y amor por la tradición. En esta receta, la elección de ingredientes frescos y de temporada es esencial. Los protagonistas son los grelos o el repollo, acompañados de diversas carnes, desde pollo y ternera hasta la irresistible carne salada de cerdo.

Para garantizar que cada componente se cocine a la perfección, es crucial contar con suficiente espacio en la cocina. Necesitarás varias ollas para llevar a cabo este proceso mágico. Las carnes se cuecen juntas en una olla grande, pero luego, aprovechando el delicioso caldo resultante, cada ingrediente se cocina por separado.

Una olla para preparar la sopa, otra para las patatas, una más para la verdura y, por supuesto, una especial para los garbanzos, que reposan en su agua caliente para obtener esa textura perfecta.

Tiempo de la receta

El cocido gallego es mucho más que una simple receta; es un arte culinario que requiere paciencia y precisión. Su deliciosa simplicidad radica en la calidad de los ingredientes y en el meticuloso control de los tiempos de cocción.

Cada fase de este proceso culinario tiene su propio ritmo y propósito, desde la preparación inicial hasta el último toque final en el plato.

En primer lugar, dedicamos 30 minutos a preparar los ingredientes, seleccionando cuidadosamente los grelos frescos, las variadas carnes y las tiernas patatas.

Cada elemento es esencial y contribuye al equilibrio perfecto de sabores. Luego, comienza la verdadera magia del cocido gallego: la cocción lenta y cuidadosa. Durante 3 horas y 30 minutos, los ingredientes se entrelazan en la olla, liberando sus aromas y sabores, fusionándose en un festín de texturas y riqueza gustativa.

Es aquí donde la paciencia se convierte en nuestro mejor aliado, permitiendo que los sabores se desarrollen plenamente y que las carnes alcancen una jugosidad incomparable.

Finalmente, después de un total de 4 horas de dedicación, el cocido gallego está listo para ser servido.

Ingredientes

Los ingredientes del cocido gallego son la clave de su delicioso sabor. Descubre la lista completa de ingredientes que hacen de este plato una experiencia gastronómica única y tradicional en la cocina gallega.

  1. Codillo de lacón curado: Un jugoso kilo de este manjar asegura el sabor auténtico del cocido.
  2. Cabeza de cerdo curada: Utilizaremos media unidad de esta cabeza, garantizando un toque de sabor inigualable.
  3. Jarrete de ternera con hueso: 700 gramos de este corte añaden profundidad y textura a nuestro cocido.
  4. Aguja de ternera sin hueso: Con 400 gramos, este tierno corte se deshará en la boca con cada bocado.
  5. Pollo (cuarto trasero): 1 unidad completa del cuarto trasero de pollo aporta su suculencia característica.
  6. Tocino salado: 100 gramos de este elemento proporcionan el equilibrio perfecto de grasa y sabor.
  7. Panceta curada: 200 gramos de panceta curada, con su textura firme y sabor delicioso.
  8. Panceta ahumada: Otros 200 gramos de panceta, pero ahumada para un toque adicional de aroma y gusto.
  9. Panceta fresca de cerdo: 400 gramos de este corte fresco añaden una capa de suavidad y jugosidad a nuestro cocido.
  10. Grelos: Un kilo de grelos frescos, un ingrediente emblemático del cocido gallego, aportan amargor y frescura.
  11. Chorizos ahumados: Entre 3 y 4 unidades de estos chorizos, impregnados de humo, añaden un sabor robusto y picante.
  12. Patatas: 6 patatas.
  13. Garbanzos (previamente remojados): 300 gramos de garbanzos, previamente remojados para asegurar una cocción perfecta.
  14. Agua: La cantidad suficiente para cubrir todos los ingredientes y permitir una cocción lenta y completa.

Cómo preparar cocido gallego, paso a paso

Aprende todos los secretos para preparar el auténtico cocido gallego con nuestra guía detallada. Desde la elección de ingredientes hasta los tiempos de cocción, te guiaremos en cada paso para crear este festín tradicional.

Paso 1: Preparación de las carnes y garbanzos

  • Desala el lacón y las carnes saladas, cambiando el agua varias veces durante 48 horas antes de cocinar.
  • Pon a remojo las carnes curadas 'al punto de sal' y los garbanzos la noche anterior.

Paso 2: Comienza la cocción

  • En una olla grande, coloca todas las carnes, excepto los chorizos. Empieza con lacón y cabeza de cerdo en el fondo, seguidos de tocino, panceta, carne fresca de ternera y pollo.
  • Cubre con agua, dejando un espacio de 5-6 centímetros por encima de las carnes.
  • Lleva a ebullición, retira la espuma y reduce el fuego. Cocina a fuego lento y tapado.

Paso 3: Retira las carnes

  • A medida que las carnes se cocinan, retíralas y resérvalas en otra olla.
  • El pollo estará listo primero, en aproximadamente una hora.

Paso 4: Organización

  • Utiliza varias ollas para cocinar diferentes ingredientes simultáneamente.
  • Reserva parte del caldo para cocer los garbanzos y los grelos junto con las patatas y los chorizos en ollas separadas.

Paso 5: Preparando los acompañamientos

  • Cocina los garbanzos en la olla con caldo reservado hasta que estén tiernos.
  • En otra olla, hierve los grelos, las patatas y los chorizos hasta que estén bien cocidos y sabrosos.

Paso 6: Presentación

  • Coloca los grelos, las patatas y los chorizos en una fuente.
  • Los garbanzos se sirven en otra fuente con un poco de caldo.
  • Las carnes frescas, pollo y ternera, se presentan en una fuente aparte. Trocéalas si lo prefieres.

Paso 7: Carnes de Cerdo y otros Ingredientes

  • Presenta las carnes de cerdo, el lacón, la oreja, el tocino y los trozos de panceta en otra fuente.

¡Listo! Ahora estás listo para disfrutar de un auténtico cocido gallego en casa. ¡Buen provecho!