La Festa da Raia se hace de rogar este año

El aplazamiento se decidió de forma consensuada entre el Gobierno local y varios colectivos locales
Colectivos de Portonovo acuerdan con el Concello volver a aplazar la celebración del evento gastronómico debido a que la vigencia de la veda no garantiza que el producto sea ‘autóctono’

El culebrón sobre la organización de la vigésima segunda edición de la Festa da Raia vivirá un nuevo capítulo. Cuando todo apuntaba a que el evento gastronómico iba a celebrarse el último fin de semana de octubre, tal y como había propuesto el Concello recientemente, la cita volverá a aplazarse de nuevo, presumiblemente hasta los días 29 y 30 de abril.

La Administración municipal y las asociaciones locales sopesan trasladar la cita al mes de abril de 2017

La decisión de dejar en ‘stand-by’ la puesta en marcha de la emblemática cita culinaria se tomó durante una reunión mantenida el pasado martes entre el alcalde, Gonzalo Pita; el concelleiro de Turismo, Jesús Sueiro; el responsable de Urbanismo, Daniel Fernández, y representantes de numerosas agrupaciones de Portonovo, entre las que se encontraban O Can de San Roque, el Club de Jubilados, Ollares de Portonovo, Amigos da Dorna o la Cofradía de Pescadores. Fue precisamente el patrón mayor, José Antonio Gómez, el que explicó que, al igual que sucedió a finales de verano, la razón para el cambio de fecha es la veda de la raya. Gómez Castro recordó durante la reunión que en marzo las federaciones del Cantábrico Noroeste (las dos vascas, la asturiana, la cántabra y la gallega) solicitaban la reserva de cuota de pesca autorizada por la Unión Europea para el último trimestre del año. Además, la Dirección General de Ordenación Pesquera, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente acordaba el 3 de junio el cierre provisional de esta pesquería. El sector esperaba, sin embargo, que en octubre ya pudiese capturarse esta especie, algo que, finalmente, no ha ocurrido.

El patrón mayor de la Confraría de San Roque reconoció que a día de hoy la fecha de levantamiento de la veda es una incógnita. Tanto es así que el sector teme que este periodo coincida con el del centollo, algo que perjudicaría los intereses de Portonovo.

«Á reunión invitamos aos colectivos que estaban implicados na organización da Festa da Raia. Con eles quedamos emprazados a unha nova xuntanza de traballo xa a próxima semana para comezar a deseñar o evento de abril, e a ese novo encontro gustaríanos que asistisen tódalas asociacións que o desexen», informó Jesús Sueiro. Tanto el Concello de Sanxenxo como las agrupaciones consideran innegociable que el producto que se ofrezca durante la celebración del evento gastronómico sea de la propia ría, algo que podría no suceder en caso de que la veda no se levantase a tiempo.

A este respecto, José Antonio Gómez fue muy claro al subrayar que «a raia que se vende na lonxa de Portonovo, ademais de levar unha guía de Pescaderías, un selo de calidade que distingue as capturas das Rías Baixas, ten que levar tamén unha etiqueta, para cada exemplar, na que se especifica que é da vila. Resultaría inviable calquera colaboración en caso de que a raia que se ofrecese non fose de aquí», recalcó. Y es que el pósito tiene muy claro que solo cederá las instalaciones de la lonja para la celebración de la fiesta si el producto es autóctono al 100%.

La reunión también sirvió para que Gonzalo Pita, Daniel Fernández y Jesús Sueiro expusiesen las líneas generales del programa previsto para octubre. «Preguntamos aos colectivos se nos arriscabamos a ver si abría a veda e a resposta foi unánime», indicó el edil de Turismo en relación a la propuesta de trasladarla a abril.

Ahora, tanto la Administración municipal como las agrupaciones locales que colaboran en la organización confían en que la Festa da Raia se celebre en primavera y pueda recuperar el esplendor de tiempos pretéritos.