Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Di Stefano, dispuesto a marcarse su último tanto

Las canas, los problemas de salud o la edad no han logrado poner freno al amor que Alfredo Di Stefano, una de las leyendas del fútbol mundial, siente a sus 86 años por una joven costarricense de 36 con la cual ansía casarse de manera inminente.

"Porque quiero y ya llevo ocho años viudo. Estoy enamorado", explica la saeta rubia en una entrevista con el diario El Mundo, en la que anuncia su deseo de pedir al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que sea el padrino de la boda con su novia costarricense, Gina González.

Di Stéfanos asegura que  "cuanto antes mejor, no quiero esperar más. En 15 días, un mes", afirma el icono del club blanco, que el pasado 12 de abril se sometió a una revisión de sus problemas cardíacos en un hospital valenciano, a pesar de que afirma que tiene "el corazón joven".

El presidente de honor del club blanco conoció a Gina cuando preparaba su libro, pues ella se encargaba de ayudar a Luis Miguel González a escribirlo, a pesar de que reconoce que al principio se enfadaba mucho con ella al escribir "boludeces" de las entrevistas que transcribía para la biografía, lo que llevó a Di Stefano a pedirle al Real Madrid que despidiera a la que hoy en día es su prometida, pero la situación cambió.

"Cuando acabamos el libro ya no nos queríamos separar", comenta la leyenda madridista. Desde entonces Gina ha trabajado para él como secretaria, manager y representante, y se ha tatuado "la saeta rubia" en un brazo pese al rechazo inicial de su futuro marido, algo que contrarió al exfutbolista, ya que, según él mismo confiesa "antes decía que los tatuajes eran de delincuentes" y asegura que cuando lo vio casi se "muere del disgusto", quién era de la idea que eso en "una señorita con eso no puede ser". Sin embargo con el tiempo fue cambiando de opinión y ahora presume del tatuaje de Gina y de su ferviente madridismo.

Di Stefano espera presenciar con su futura esposa en el palco del Santiago Bernabéu la final de la Copa del Rey entre Real Madrid y Atlético de Madrid el próximo 17 de mayo.

Di Stefano, dispuesto a marcarse su último tanto
Comentarios