Cena de gala para el emir de Catar sin carne ni vino y con brillantes de regalo

Doña Letizia se puso los pendientes regalados por el emir y su esposa, que pasan a ser propiedad de Patrimonio del Estado, según la normativa de la Casa del Rey
Doña Letizia, con los pendientes de brillantes, y la esposa del emir. EFE
photo_camera Doña Letizia, con los pendientes de brillantes, y la esposa del emir. EFE

El Palacio Real de Madrid se engalanó en la noche del martes para agasajar al emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, y a su esposa, a quienes los Reyes le ofrecieron una cena sin carne, ni vino, para respetar las reglas del islam, y en la que la reina Letizia lució unos pendientes de diamantes que le regalaron los jeques.

Para agradecer el obsequio, Doña Letizia se puso los pendientes regalados por el emir y su esposa, que pasan a ser propiedad de Patrimonio del Estado, según la normativa de la Casa del Rey.

El menú confeccionado por el chef Ramón Freixa incluyó de primero espárragos blancos y verdes con tartar de ventresca, seguido de mero con arroz meloso. De postre, cerezas, queso fresco y pimienta de Sichuan, y de bebida, agua y zumo, al no haber vino, como es habitual.

Durante la visita, se entregó al jeque el collar de Isabel la Católica y a su esposa, la Gran Cruz de la misma orden, a lo que Felipe VI añadió una camiseta de la selección española de fútbol con motivo de la celebración en Catar del Mundial a finales de año y una réplica de las llaves del Palacio de El Pardo.

El emir de Catar anunció que su país va a aumentar en 4.720 millones de euros las inversiones del país árabe en España en los próximos años por la confianza que tiene en la "solidez" de la economía española. Al Thani firmará este miércoles con el presidente de España el acuerdo, por el que Catar pasa a tener una relación de asociación estratégica con España, algo que solo tiene con otros siete países.