"Era una persona arrolladora, sin filtros y su vida fue brutal"

El lucense Jacobo Eireos es el productor ejecutivo de la docuserie sobre la vida de la artista María Jiménez que se emite el domingo: "Se abre en canal, fue su última entrevista"
María Jiménez, en la docuserie inédita que se estrena este domingo en La Sexta. CEDIDA @JACOBOEIREOS
photo_camera María Jiménez, en la docuserie inédita que se estrena este domingo en La Sexta. CEDIDA @JACOBOEIREOS

Puede decir que es una de las últimas personas que tuvo el privilegio de entrevistar a la gran María Jiménez. El productor Jacobo Eireos (Lugo, 1975) reconoce que cuando a mediados de 2021 se puso en marcha el proyecto María Jiménez, mi mundo es otro –que estrena La Sexta el domingo– eran conscientes del delicado estado de salud que atravesaba la artista.

"Empezamos a grabar en lo que en ese momento se pensaba que eran los últimos meses de la vida de María. En aquel momento recibió un diagnóstico muy delicado y sabíamos que podía ser su última entrevista, como por desgracia fue", dice el productor que durante 5 meses hizo un seguimiento exhaustivo de la vida de una mujer con garra hasta el final. "María era arrolladora, sin filtros y su vida fue brutal desde su infancia a su madurez. Fue una mujer que luchó por el feminismo sin ni siquiera saber que había una bandera por la que luchar. Era única", dice Eireos.

Con un carácter indomable, el lucense reconoce que María no fue una entrevistada fácil. "Lo primero que me dijo fue: 'Gallego tienes una hora, no voy a hablar más sobre mí que eso; es un coñazo'", soltó con su particular talante, aunque al final tuvo una gran generosidad y habló en profundidad de sus vivencias. "Se abrió en canal. Es María en estado puro. Rememorar momentos tan complicados como los malos tratos o sus altibajos no fue fácil, pero ella no se negó a nada. Solo al hablar de Pepe Sancho nunca se refirió a él por su nombre, decía este o mi ex", cuenta.

El ambicioso proyecto –producido por Beta Spain para Atresmedia– refleja el perfil más personal de Jiménez y uno de los hallazgos durante el rodaje fueron unas grabaciones de voz inéditas de la artista. "Era una gran aficionada a grabar sus reflexiones. Descubrimos que tenía un enorme archivo de muchos años atrás de sus pensamientos, sensaciones, vivencias... Toda una joya", destaca el productor.

La docuserie, rodada durante cinco meses, contó con las dificultades lógicas de una debilitada María que había superado un cáncer de mama, de garganta y de colon. "A veces estaba muy cansada y algún día no podía ni grabar", señala el lucense. Precisamente en el documental ella misma cuenta su particular visión de cómo estaba viviendo su deterioro. "Siempre fue una mujer muy peleona y no quería darle importancia a lo que tenía. Y aunque sabía la dura realidad me decía: '¿Qué hago me corto las venas? Pues no, tiro p'alante'".

La docuserie llega ahora como un homenaje a la vida de una artista irrepetible: "Conversar con María fue para mi un auténtico regalo", concluye Eireos.

Comentarios