Kim Kardashian, de nuevo soltera

La empresaria y Pete Davidson no superan la distancia y los horarios incompatibles, y ponen fin a su relación nueves meses después
Kim Kardashian y Pete Davidson. EFE
photo_camera Kim Kardashian y Pete Davidson. EFE

Tras 9 meses juntos, Kim Kardashian y Pete Davidson decidieron poner fin a la relación. Según informaron medios estadounidenses, la distancia y los horarios incompatibles de ambos fueron el motivo de la ruptura, decisión que llega tras considerar que era lo mejor para mantener una relación de amor y respeto.

La revista americana E!News fue la primera en confirmar la noticia, y es que fuentes cercanas a la familia desvelaron que la pareja habría roto esta semana.

La historia de amor entre la famosa empresaria y el cómico comenzó en octubre de 2021. Los dos coincidieron en el programa de humor Saturday Night Live, donde trabajaba Pete. Pero hasta marzo de este mismo año, no se confirmó la relación entre ambos mediante un post de Kim en su cuenta de Instagram.

La aparición pública de ambos en la conocida Met Gala 2022 de Nueva York fue muy sonada, donde Kim Kardashian acudió luciendo el vestido de Marlyn Monroe.

Tras confirmarse el pasado febrero el divorcio de Kim Kardashian con su exmarido tras nueve años de relación, el rapero Kanye West, el proceso supuso una losa en algunos momentos para la pareja con celos y ataques enraizados de por medio; con ataques del propio Kanye West hacia Pete, con el que llegó a mantener una relación de amistad, realizando incluso un tema donde lo atacaba.

Casualmente el motivo que llevó a la empresaria a romper con su exmarido, después de siete años de matrimonio -cabe recordar que la pareja se casó el 26 de mayo de 2014- y cuatro hijos en común , fue el mismo.

Fue en el reality, llamado Keeping Up with the Kardashians, donde en una conversación entre Kim y su madre se reveló por qué solicitó formalmente el divorcio.

La influencer dijo que se sentía sola porque Kanye West viajaba mucho. Que al principio no le dio importancia, pero que, con el paso de los años, empezó a pesarle. Kim Kardashian afirmaba que siempre pensó que podría seguirle el ritmo y acompañarle. Pero se dio cuenta que era inviable.

El cambio de chip lo hizo al cumplir los 40 años. "Quiero estar con alguien con quien poder ver nuestro programa favorito, alguien que quiera hacer ejercicio conmigo todos los días (...) Siento que he trabajado muy duro para lograr todo lo que me he propuesto. He superado mis propias metas pero no tengo a nadie para compartir mi vida", confesó.

Parece que dicho motivo vuelve a pesar en su vida una vez más en su última relación con Davidson.