sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

Los años no pasan en balde para Juan Antonio Roca y Julián Muñoz

Los años no pasan en balde ni para el cerebro de la mayor trama de corrupción conocida en España, Juan Antonio Roca, ni para la expareja de la tonadillera Isabel Pantoja Julián Muñoz, exalcalde de Marbella, ambos encarcelados por diversos procedimientos penales.

Así ha quedado reflejado esta semana en la Audiencia Provincial de Málaga durante el juicio al exconcejal del Grupo Independiente Liberal (GIL) Francisco Javier Lendínez, que estuvo durante casi cinco años fugado, y ha sido juzgado por el caso Malaya contra la corrupción.

El tiempo ha comenzado a hacer mella a estos dos reclusos y los días que pasan entre rejas no transcurren en vano, por lo que a ambos se les nota bastante más envejecidos, con problemas de audición y pequeños lapsus de memoria. Pese a ello, Roca sigue intentado dar imagen de fuerte, demostrar su capacidad con los negocios y no venirse abajo (porque su familia depende de él), pero pocos saben que cuando sube el tono de voz se debe a que tiene problemas de audición y los años dentro la prisión comienzan a pesarle cada vez más, según han dicho a Efe fuentes de su entorno.

Por contra Julián Muñoz, el exalcalde con más causas judiciales abiertas en España, no tiene problema en demostrar que los años le pesan, quiere dejar claro que se encuentra mal, que padece muchos problemas de salud y ha perdido audición (lo repitió en el juicio varias veces) aunque algunos aseguran que sólo pretende conseguir permisos para salir de la prisión.

El sucesor de Jesús Gil fue empresario de hostelería y después alcalde de Marbella entre mayo de 2002 y agosto de 2003 y desde hace años está delicado de salud, ya que padece problemas cardiovasculares. Ya en el 2007, cuando estaba en prisión mientras se investigaba el caso Malaya, intentó reclamar su libertad alegando, entre otros, problemas cardiovasculares, pero el fiscal le recordó que era atenido perfectamente por los servicios sanitarios del centro penitenciario.

Otra anécdota que se ha protagonizado el exalcalde de Marbella esta semana tras finalizar su declaración en el juicio de Malaya fue pedir saludar al Tribunal que lo condenó. Cuando le dieron permiso, Muñoz se acercó cojeando un poco a cada uno de los magistrados y le dio la mano de manera respetuosa a los tres y, antes de irse, también saludó a modo de torero, a las tres acusaciones.

Muñoz, natural de El Arenal, Ávila, llegó a la Alcaldía de Marbella el 2 de mayo de 2002 tras su etapa de concejal y a raíz de la inhabilitación de Jesús Gil y pasó al mundo de las revistas del corazón por su relación sentimental con la tonadillera Isabel Pantoja. Estuvo con Gil desde sus inicios, en 1991, y el 13 de agosto de 2003 dejó la Alcaldía al prosperar la moción de censura presentada contra él, entre otros, por ocho de sus antiguos compañeros del GIL.

Roca está considerado el jefe de todos los asuntos urbanísticos de Marbella y lleva más de ocho años de prisión, aunque su calvario todavía no ha acabado porque también tiene numerosos procedimientos pendientes de instrucción y juicio.

Los años no pasan en balde para Juan Antonio Roca y Julián Muñoz
Comentarios