La luna de miel de Tamara Falcó: solo apta para los bolsillos más acaudalados

Una vuelta al mundo que parece haber aportado estabilidad al matrimonio tras unos meses convulsos
La pareja, en una foto compartida por Tamara Falcó en sus redes sociales. INSTAGRAM
photo_camera La pareja, en una foto compartida por Tamara Falcó en sus redes sociales. INSTAGRAM

Tamara Falcó e Íñigo Onieva están disfrutando de una larguísima luna de miel por todo lo alto. Tras su sonada boda el pasado 8 de julio en el palacio de El Rincón, el matrimonio, puso rumbo a un viaje que ha tenido como escenarios varios países de África, la ciudad de París o la Polinesia Francesa. Una vuelta al mundo como ellos mismos deseaban y en la que se habrían desembolsado unos 150.000 euros.

Tan sólo dos días después de la celebración de su enlace, Falcó y Onieva emprendieron su más que esperado viaje de novios. Si bien se decía que empezarían por Australia, la joven pareja sorprendió a los medios decantándose por Sudáfrica. Allí se alojaron en el exclusivo hotel Belmond Mount Nelson (Ciudad del Cabo), donde los precios por noche rondan los 1.500 euros y en el que permanecieron varios días realizando multitud de actividades típicas de la zona.

Tampoco faltaron excursiones a otros puntos del continente, como su visita a Zambia para ver las Cataratas Victoria. Un viaje hecho a su medida en el que reinaron la aventura, gastronomía y, sobre todo, altas dosis de romanticismo al más puro estilo Memorias de África.

Al finalizar este viaje, el matrimonio hizo una breve escala en París y en la que el lujo no dejó de ser el gran protagonista. En la ciudad del amor, los nuevos marqueses de Griñón se alojaron en uno de los hoteles más caros y exclusivos de la capital francesa: el Hotel de Crillon, situado a un paseo del jardín de las Tullerías y de los Campos Elíseos.

El precio por noche en una suite parisina con balcón como la que mostró la pareja en sus redes sociales oscila entre los 5.000 y los 6.000 euros la noche y los vuelos desde África hasta París, otros 6.000 más por persona.

Desde la capital francesa pusieron rumbo a Tahití, donde primero realizaron varias excursiones en bicicleta para empaparse de la naturaleza y la cultura del país para poco después viajar en un vuelo interno hasta su último destino, quizá el más lujoso de todos, Bora Bora.

El matrimonio voló en una avioneta privada hasta el corazón de la Polinesia Francesa para pasar unos últimos días de amor y lujo al borde del mar en un bungaló de lujo construido sobre el agua dentro del complejo del Four Seasons Resort.

Equipado con una piscina pequeña privada, incluye zona de estar amplia con acceso a un patio con 2 chaise longues y vistas preciosas a la laguna. 104 metros que incluyen además bañera de hidromasaje, zona de comedor exterior, zona de estar, suelos de mármol… Su precio: 5.415 euros por cada noche de estancia.

Aunque es difícil calcularlo con exactitud debido a que los enamorados han intentado despistar a la prensa, la hija de Isabel Preysler y su marido se habrían gastado entre 100.000 y 120.000 euros en los hoteles y más de 30.000 en vuelos, por lo que la suma total del viaje rondaría los 150.000 euros, una desorbitada cifra con la que muchos no pueden ni soñar.

A pesar de la polémica, la pareja continúa compartiendo imágenes inéditas de su vuelta al mundo y demostrando que están más felices que nunca. Un viaje que parece haber aportado estabilidad al matrimonio tras unos meses convulsos, debido a los sucesivos rumores de infidelidad por parte de Onieva y que estuvieron a punto de romper la pareja para siempre.