Adiós a Concha Velasco, la sonrisa que iluminó la historia reciente de España

La actriz, cantante y presentadora, fallecida a los 84 años, será enterrada este domingo en Valladolid natal
Concha Velasco. ARCHIVO
photo_camera Concha Velasco. ARCHIVO

La actriz Concha Velasco ha fallecido este sábado a los 84 años en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), según han confirmado sus hijos, Manuel y Paco Martínez.

"Lamentamos informar de que nuestra madre, Concha Velasco, ha fallecido hoy sábado 2 a las 02:00 en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, habiendo recibido los Santos Sacramentos, a consecuencia de una complicación en su enfermedad", ha explicado la familia en un comunicado remitido a los medios de comunicación. La capilla ardiente de la artista se instaló este sábado en el teatro La Latina de Madrid.

 

"No tenemos más que palabras de agradecimiento para el personal del hospital, y el de las residencias Santa Matilde y Orpea Punta Galea que tan bien han cuidado de ella en estos difíciles tiempos. Somos unos afortunados por haber gozado de la mejor madre del mundo y por recibir el cariño de tantos españoles que la quieren y la admiran. Gracias a todos", ha añadido sus hijos, quienes también piden una oración por el descanso eterno del alma de su madre.

Concha Velasco (Valladolid, 1939-Madrid, 2023) supo transmitir con su desparpajo, su perenne sonrisa y su vestuario la transformación de un tiempo en el que la mujer hizo de la minifalda su prenda fetiche y del pantalón pitillo un estandarte de la libertad del movimiento. Desprendía una imagen de modernidad, de energía, porque fue una mujer que destilaba simpatía y ganas de comerse el mundo. "Mi sonrisa —decía la conocida actriz— es para agradecer al público lo bien que me ha tratado a lo largo de mi vida, y es además para estar más guapa".

Marisa Paredes, actriz
"Lo hacia todo, cantaba, bailaba, hacía comedia, hacía drama, hacía todo; era una actriz completa y además una maravillosa compañera

De Conchita a Concha

La eterna chica ye ye ha sido una de las artistas más populares y queridas de España, con una carrera que comenzó muy joven, en una época en la que era conocida como Conchita, marcada por películas como El día de los enamorados (1958), Historias de la televisión (1965) o Las que tienen que servir (1967).

Velasco dedicó mucho tiempo al teatro, con obras como Filomena Marturano (1979), Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? (1981) Mamá quiero ser artista (1986), Carmen, Carmen (1988), La truhana (1992), Las manzanas del viernes (1999), Hello, Dolly! (2001), Inés desabrochada (2003) o Hécuba (2013).

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno
"Si uno piensa en una persona a la que todos los españoles querían, esa es sin duda Concha Velasco"

Y entre sus papeles dramáticos destacaron el de Teresa de Jesús en la serie de 1983, o los de Tormento (1974), Pim, pam, pum... ¡fuego! (1975), Esquilache (1989), Más allá del jardín (1996).

Fue galardonada con el Premio Goya de Honor en 2012, el Max de Honor en 2019, el Valle Inclán a mejor actriz por Hécuba en 2015, el Ondas a mejor actriz por "Gran Hotel" en 2012 o la Espiga de Oro de la Seminci por La hora bruja en 1985. 

La capilla ardiente de Concha Velasco. EUROPA PRESS
La capilla ardiente de Concha Velasco. EUROPA PRESS

En el verano de 2021 la salud de la artista se deterioró drásticamente y sus hijos decidieron en marzo de 2022 trasladarla a una residencia. En diciembre de ese año tuvo que ser ingresada en el hospital, con problemas de aparato digestivo, hígado y artritis.

Antes, en 2014, tuvo un linfoma que la mantuvo apartada de los escenarios durante meses y su vuelta fue condicionada a una vigilancia médica y un reposo que ella misma reconoció que era incapaz de seguir.

Fernando Méndez Leite, presidente de la Academia de Cine
"Concha imantaba. Atraía al público con su sola presencia. Esa energía ella la tenía tanto en su vida privada como en el cine o en el teatro"

Su último compromiso fue la obra La habitación de María, creada por su hijo Manuel, donde interpretaba a una célebre escritora, Isabel Chacón, que toma el nombre de su tía y el apellido de su madre, que padece agorafobia y vive recluida en un ático del que no se mueve hasta que un incendio obliga a evacuar el edificio.

El 15 de septiembre de 2021, con 81 años, se retiró definitivamente de los escenarios con una última representación en el Teatro Bretón de los Herreros de La Rioja.