Una pedida con mucho glamour

Tamara Falcó e Íñigo Onieva celebraron el pasado sábado su fiesta de compromiso con 25 invitados, muchas flores y violinista incluida
Onieva y Falcó. AEP
photo_camera Onieva y Falcó. AEP

El enlace entre Tamara Falcó e Íñigo Onieva está llamado a ser la boda del año en España y, buen ejemplo de ello, es la repercusión mediática que ha tenido ya simplemente la pedida de mano de la hija de Isabel Preysler y el desaparecido Carlos Falcó.

La fiesta tuvo lugar el pasado sábado en la casa de la reina del papel couche en Madrid, en Puerta de Hierro, hasta donde se acercaron numerosos medios de comunicación.

Como la propia Tamara Falcó contó en El hormiguero, programa en el que colabora habitualmente, el objetivo era que las dos familias se conocieran de forma oficial a poco más de dos meses del gran día.

Al acto asistieron unas 25 personas, entre ellas la madre y la hermana del novio, Carolina Molas y Alejandra Onieva, así como los hermanos de Tamara Falcó por parte de padre, Xandra y Manuel, a los que pudieron fotografiar los medios entrando en la vivienda familiar de Puerta de Hierro, al igual que a la coach nutricional Isabel Junot y a su marido, Álvaro Falcó, primo de la novia.

Otro primo de Tamara, Álvaro Castillejo Preysler, también fue visto entrando a la fiesta, a la que se da por supuesto que asistieron Ana Boyer y su marido, Fernando Verdasco.

La casa de Isabel Preysler se llenó de flores para el evento, que estuvo amenizado por una violinista. Y poco más ha trascendido. "Va a ser algo superprivado", confesó Tamara en "El hormiguero" y, a menos que "sorprenda" con una exclusiva, así está siendo por ahora.

Intercambio de regalos

En este tipo de actos, lo habitual es que las familias se intercambien regalos. "Es superbonito el momento joya, pero yo estoy superagradecida con la joya que me regalaron y no me tienen que dar nada. Lo que me apetece es que se conozcan las familias", decía Tamara Falcó días antes.

Pese a sus palabras, seguro que hubo varias joyas y también discursos, pero eso ya lo adelantaba la futura novia. "En mi familia somos muy de discursos, no sé si por su lado, pero en el nuestro lo que les va a caer... ¡Y preparaos para la boda, nos encanta un micro! Mi hermano lo hace muy bien y mi hermana Xandra también", asegura la chef e influencer.

8 de julio

La boda entre Tamara Falcó e Íñigo Onieva, protagonistas de una sonora ruptura el año pasado tras una infidelidad de él y de una sorprendente reconciliación, tendrá lugar el próximo 8 de julio en la capilla del Rincón, el palacio del siglo XIX que, al igual que su título nobiliario, la marquesa de Griñón heredó de su padre, Carlos Falcó.