Polémica por el nuevo aspecto de uno de los personajes de 'La que se avecina'

La actriz Miren Ibarguren, que da vida a Yolanda Morcillo, aparece caracterizada en la nueva temporada como una persona obesa y algunos espectadores denuncian 'gordofobia'
Miren Ibarguren, caracterizada de Yolanda Morcillo. INSTAGRAM
photo_camera Miren Ibarguren, caracterizada de Yolanda Morcillo. INSTAGRAM

La nueva temporada de La que se avecina se ha estrenado con polémica. Uno de sus personajes, el de Yolanda Morcillo —interpretado por Miren Ibarguren— reaparece con un aspecto muy distinto tras haber dejado de fumar y los chistes en torno a su sobrepeso no han sentado nada bien a parte de la audiencia. Así, han sido numerosas las voces que han denunciado "gordofobia" en las redes sociales, mientras que otros muchos espectadores han defendido que los nuevos chistes se encuentran en línea con el humor irreverente y estereotipado que caracteriza a sus protagonistas.

La actriz Miren Ibarguren aparece en la nueva temporada casi irreconocible al llevar un traje con relleno y varias prótesis faciales. Y las apariciones de la donostiarra en los primeros capítulos giran en torno al cambio físico de su personaje. Su madre, interpretada por Loles León, intenta que adelgace y ella debe recurrir a diversas triquiñuelas para comer a escondidas con la ayuda del conserje, una trama que, unida a las bromas sobre su obesidad, han ofendido a un sector de la sociedad.

 

"Flipando con que en 2022 se recurra a un fatsuit para seguir haciendo el chiste con la gordura. Pensaba que este nivel de gordofobia había quedado en el pasado (Mónica en Friends) y estábamos de acuerdo en que estaba mal, pero no, una vez más la gordofobia sigue siendo un chiste", criticaba una espectadora en redes sociales, mientras que otra tildaba de "desagradable" el nuevo argumento. "Poniéndole un candado en la nevera, llamándola gorda de 27 maneras distintas y obligándola a mirarse en el espejo cuando está pidiendo por favor que no la obligue".

Los seguidores de la serie defienden que la ficción pretende hacer sátira social.

El motivo del cambio de aspecto del personaje es que la actriz miren Ibarguren está embarazada y los responsables de La que se avecina han preferido ocultar su estado.