El rapero Takeoff, del grupo Migos, muere al ser tiroteado en una bolera

El artista, de 28 años, recibió un disparo de madrugada en una fiesta privada
El rapero Takeoff. EUROPA PRESS
photo_camera El rapero Takeoff. EUROPA PRESS

El rapero estadounidense Takeoff, del grupo Migos, murió la noche del lunes tras recibir un disparo en una fiesta privada que se celebraba en una bolera de Houston (Texas). Un representante del grupo informó a la prensa local de que el suceso se produjo en torno a las 02.40 horas de la madrugada durante la noche de la popular celebración estadounidense de Halloween.

La policía y los bomberos acudieron a la bolera, ubicada en el centro de Houston, tras una llamada de emergencia y al llegar localizaron a unas 50 personas y a un hombre con una herida de bala en la cabeza o el cuello —la información es confusa—. El hombre, de 28 años, a quien los agentes no identificaron de inmediato, fue declarado muerto en el lugar de los hechos, sin que los sanitarios pudieran hacer nada por salvar su vida.

La policía confirmó, además, que otro miembro del grupo, Quavo, estaba presente en el momento del tiroteo que dejó también dos heridos.

Fundado en 2008 en la ciudad de Lawrenceville (Georgia), Migos estaba formado por los raperos Quavo, Takeoff y Offset, aunque recientemente Quavo y Takeoff habían lanzado un trabajo conjunto sin el tercer miembro del grupo. Entre sus éxitos más famosos está el hit Versace, lanzado en 2013.

En su corta vida, Takeoff estuvo envuelto en múltiples polémicas por su actitud conflictiva, que le llevó incluso a ser expulsado de un vuelo en Atlanta.

La muerte de Takeoff no es un caso aislado, ya que cerca de setenta raperos han sido asesinados, solo en Estados Unidos, en los últimos 30 años. Entre ellos, ilustres del hip hop como Tupac Shakur y The Notorius B.I.G.

La violencia forma parte de las letras de este género, que nació en las calles más convulsas de Norteamérica, donde los ajustes de cuentas son una realidad habitual.