Fernando Suárez Carril y su mítico disfraz de romano se apuntan a la Ultreia

La andaina de este año contará con la presencia de uno de los corredores más populares de Galicia ► Tras un grave accidente que le dejó en coma y numerosas operaciones en todo su cuerpo, el coruñés continúa dando ejemplo cada año con su esfuerzo

Fernando Suárez Carril, con su habitual traje de centurión romano en una media maratón de Pontevedra. ADP
photo_camera Fernando Suárez Carril, con su habitual traje de centurión romano en una media maratón de Pontevedra. ADP

Tras superar un grave accidente de adolescente en el que quedó en coma, dos operaciones de rodilla, una de pulmón, dos operaciones de corazón y convivir con dos hernias, Fernando Suárez Carril corre decenas de pruebas populares con un pesado traje romano que lo ha hecho uno de los corredores más populares de Galicia.

Este vecino de Betanzos, nacido en Sada, se ha hecho popular corriendo con un traje completo de romano de ocho kilos: armadura, casco, espada y regalo, el manto. "No ando con medias tintas", dice. El nacimiento del romano de las populares se remonta a hace catorce años, cuando quiso correr disfrazado para callar algunas bocas.

Su traje de centurión es todo un símbolo que podremos ver en la edición de este año de la Ultreia, que se celebrará el próximo 7 de abril

"La gente protestaba mucho por todo: que le dolía la pierna, que le molestaban aquí o allá... Bueno, voy vestido de romano, con ocho kilos encima, operado de ambas rodillas, de un pulmón y dos veces del corazón, Tengo dos hernias y aquí estoy. No te me quejes", explicó en un reportaje publicado en Diario de Pontevedra en octubre de 2022.

La primera prueba que corrió fue una media maratón en Ferrol. Desde entonces, siempre que va a las pruebas corre vestido de centurión... Bueno, siempre, siempre, no; casi siempre. "No para la montaña, porque mi capa se engancha", dice.

A lo largo de su vida, entre maratones y media maratones ha disputado casi 375, pero también se atreve con trail y ultratrail

El pasado año fue el dorsal 0 de la Ultreia porque su historia es inspiradora. Alguien que no se rindió ante la adversidad y con sus acciones le enseña al resto que nunca hay que doblar la rodilla, que nada es imposible sino se intenta. Su traje de centurión es todo un símbolo que podremos ver en la edición de este año, que se celebrará el próximo 7 de abril.

Más en Eventos HQR
Comentarios