Miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo
Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

La fotodermatosis

Esta enfermedad cutánea produce una respuesta inesperada de la piel tras someterla a una exposición normal a la radiación ultravioleta, a la luz visible o a la radiación infrarroja

LAS FOTODERMATOSIS son todas aquellas enfermedades cutáneas que cursan con fotosensibilidad, es decir, una respuesta anormal de la piel tras una exposición normal a la radiación ultravioleta. Son producidas por una reacción anómala de la piel a la luz visible, a la radiación ultravioleta o a la radiación infrarroja, emitidas por el sol o por fuentes artificiales. Estas enfermedadades son muy variadas y sus causas son múltiples.

Hay fotodermatosis de causa desconocida, otras son producidas por determinados medicamentos, otras son producidas por determinadas sustancias que produce nuestro organismo y otras son enfermedades dermatológicas hereditarias, muy poco frecuentes, que cursan desde edades muy tempranas con una sensibilidad extrema a las radiaciones ultravioleta. Asímismo hay muchas enfermedades que afectan a la piel que empeoran con la exposición solar. A continuación describiremos las fotodermatosis que son más frecuentes:

ERUPCIÓN SOLAR POLIMORFA. Es la ‘alergia’ al sol de causa desconocida más frecuente. Las lesiones de la piel pueden ser muy diversas (pápulas, vesículas, lesiones eczematosas, erosiones, costras) y suelen aparecer en la segunda y tercera década de la vida. A partir de esta edad el proceso en muchos pacientes puede mejorar de forma gradual con los años. Es más frecuente en mujeres. Se inicia en primavera o al comienzo del verano, generalmente tras la primera exposición solar prolongada. Suele desaparecer a lo largo del verano y volver a aparecer al año siguiente en las mismas zonas. La erupción aparece tras un período de latencia de entre treinta minutos y tres días. Las zonas que están expuestas durante todo el año al sol, como las manos y la cara no suelen verse afectadas. La erupción aparece en zonas que se destapan cuando llega el verano, como el cuello, escote, los antebrazos y las piernas. Durante el curso del verano su intensidad disminuye a medida que se va tomando el sol. Las fuentes artificiales que emiten luz ultravioleta, como los soldadores o los equipos de fotocopias, también pueden causar esta enfermedad. El diagnóstico es clínico, pero debemos de descartar el lupus eritematoso o una urticaria solar mediante la solicitud de pruebas especiales. El tratamiento es preventivo mediante la aplicación de un fotoprotector que proteja frente a la radiación ultravioleta A y B y prendas de ropa adecuadas. Tambien es beneficioso ingerir betacarotenos presentes en frutos de color naranja y amarillo, como la zanahoria, y tambien el brocoli o las espinacas. En la fase aguda puede ser necesario administrar corticoides tópicos u orales.

AGENTES EXÓGENOS. Son reacciones anormales de la piel que se producen por la ingesta de determinados medicamentos en combinación con la exposición solar. En la piel se produce en las áreas expuestas a la luz solar rojez, inflamación y ampollas simulando una quemadura severa. En otras ocasiones se producen en la piel lesiones parecidas a un eczema (rojez, inflamación y descamación) y pueden extenderse a zonas de la piel no expuestas al sol. Los principales fármacos que pueden producir este tipo de lesiones en la piel son ansiolíticos como el alprazolam, antidepresivos, antibióticos, diuréticos y antiinflamatorios no esteroideos. La mayoría de estos fármacos reaccionan con la radiacción ultravioleta, pero algunos también lo hacen con el espectro de luz visible. El tratamiento básico es evitar la exposición solar y en algunos casos interrumpir la toma del medicamento. Los fotoprotectores solos no suelen ser suficientes, se debe tambien de utilizar ropa adecuada.

AGENTES ENDÓGENOS. La fotosensibilidad endógena más conocida se produce en un grupo de enfermedades poco frecuentes denominadas porfirias.

DERMATOSIS FOTOAGRAVAdAS. Son enfermedades que empeoran con la exposición solar como el lupus, la dermatomiositis, el herpes, algunos tipos de psoriasis, algunos tipos de acné o la rosácea.

FITODERMATOSIS. Es una reacción inflamatoria de la piel que se produce por el contacto con determinadas plantas sensibles a la luz ultravioleta. En la zona de contacto con la planta se produce rojez, escozor, ardor y ampollas (semejando una quemadura) y cura dejando una pigmentación. Por tanto, en un paciente con fotosensibilidad, debemos de realizar una historia clínica detallada, incluyendo los fármacos que el paciente está tomando y en función de cada caso solicitar pruebas complementarias.

[email protected]
La fotodermatosis