El Concello de Lugo no renuncia a que la ciudad tenga playa fluvial

Lara Méndez asegura que el proyecto que dejó aparcado el equipo de López Orozco está en la "hoja de ruta" de su gobierno, con el fin de que la ciudad tenga "la ansiada" zona pública de baño reclamada por los vecinos

El Gobierno local de Lugo no renuncia a que la ciudad tenga una playa fluvial en el río Miño, un proyecto que dejó aparcado el anterior equipo, el que presidía el socialista José López Orozco, como consecuencia de las dificultades para homologarlo desde el punto de vista de los permisos medioambientales.


La nueva alcaldesa, la también socialista Lara Méndez, aseguró este miércoles a la prensa que está "en la hoja de ruta" de su gobierno la posibilidad de "retomar" ese proyecto para que la ciudad tenga, finalmente, "la ansiada" zona pública de baño que, desde hace años, reclaman los vecinos y diversos colectivos sociales.

Se trata, dijo Lara Méndez, de trabajar para "hacerlo viable" y, de hecho, confirmó que en la reunión que mantuvo recientemente con el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), Francisco Marín, ambos estuvieron hablando de este tema.

"Estamos trabajando para conseguir esa ansiada zona pública de baño", dijo Lara Méndez.

En cuanto a la paralización de las obras en la llamada Fábrica da Luz a orillas del río Miño por parte de la propia CHMS, porque supuestamente no se ajustaban a lo dictaminado en la declaración de impacto ambiental, la alcaldesa afirmó que la concesionaria tiene la obligación de cumplir "escrupulosamente la legalidad".

De hecho, le pidió "rigurosidad" a la concesionaria

Más en Lugo Ciudad
Comentarios