jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

Un SUV muy coqueto

El diseño frontal destaca por su originalidad
El diseño frontal destaca por su originalidad

Después del éxito comercial que para Nissan ha supuesto el Qashqai, la marca está decidida a explotar al máximo el filón de los SUV. Para ello ha iniciado la venta del nuevo Juke, un modelo rompedor tanto en el apartado estético como en su posicionamiento en el mercado.

Con sus 4,14 metros de longitud, el Juke es un práctico vehículo que por tamaño se sitúa entre el Micra y el Qashqai. Sin embargo, su más de metro y medio de altura y su diseño de todoterreno le permite inaugurar un nuevo segmento del mercado, el de los ‘crossover’ utilitarios.

En el plano puramente estético, pasar desapercibido con el Juke no es una tarea fácil. En su perfil se mezclan las líneas rectas con las curvas, dotando a todo el conjunto de un aire de dinamismo y deportividad. A esto también contribuyen los tiradores de las puertas traseras, camuflados en el pilar C.

La zaga es la parte más convencional del vehículo. Precisamente, ese conservadurismo contrasta de forma abrupta con el diseño frontal, que supone todo un ejercicio de originalidad. Este peculiar frontal está lleno de faros que conforman un ADN distinto al de cualquier otro modelo del mercado. Los faros redondos albergan las luces de cruce y carretera, mientras que los rasgados de la parte superior del capó es donde se ubican las luces de posición y los intermitentes.

Este peculiar diseño del Juke podrá gustar o no, pero lo cierto es que son más las personas que se sienten atraídas por su exotismo que las que reconocen abiertamente la posible fealdad de sus soluciones estéticas.

Funcionalidad
De lo que no cabe duda, es que el nuevo modelo de Nissan irradia una imagen divertida. Sus originales formas son capaces de arrancar más de una sonrisa allá por donde pasa, pero eso no quita de que se esté ante un coche muy serio, con soluciones que lo convierten en toda una referencia dentro de su segmento.

Aunque en el proceso de compra de vehículos de este segmento no es extraño que la pasión se imponga a la razón, quienes simplemente se sientan atraídos por la estética del Juke pronto se encontrarán que están también ante un coche muy funcional.

Su interior está homologado para cinco pasajeros, aunque, como sucede en la inmensa mayoría de los vehículos del mercado actual, la plaza trasera central es más testimonial que práctica. Por lo demás, los pasajeros traseros están muy bien tratados y cuentan con espacio más que suficiente tanto en altura como en longitud.

Por su parte, el maletero ofrece 251 litros de capacidad, con un plano de carga elevado y de formas bastante regulares, lo que permite un buen aprovechamiento. Bajo el suelo del maletero se encuentra un doble fondo que confiere otros 40 litros adicionales de carga y, si aún así, se necesita más espacio, cabe la posibilidad de plegar el respaldo de los asientos traseros, obteniendo de este modo una superficie de carga totalmente plana.

Conducción
La posición al volante resulta cómoda, a pesar de que el volante no dispone de regulación en profundidad. Como suele ocurrir en este tipo de vehículos, el conductor va situado en una posición elevada, lo que aporta una mayor sensación de seguridad y, sobre todo, una mejor visibilidad. Además, los asientos delanteros resultan muy buenos tanto por la calidad del mullido como por su capacidad de sujeción, lo que confiere un elevado nivel de confort de marcha.

El interior también hace gala de un diseño original, con una acertada combinación de colores y formas. Este es el caso de la consola central, en donde se alberga la palanca de cambios, cuyo diseño recuerda al depósito de una motocicleta.

También destaca por el elevado número de huecos portaobjetos distribuidos a lo largo de todo el habitáculo y que hacen que la vida a bordo resulte más cómoda.

Motores y precio
El Nissan Juke está disponible en tres motorizaciones: dos de gasolina y una diésel. La de menos potencia es la última de ellas, es decir, la 1.5 dCi de 110 caballos. En un escalón intermedio se sitúa la 1.6 de gasolina que rinde 117 caballos y que es en cuanto a precio el escalón de acceso a la gama. Estas dos versiones están a la venta únicamente con tracción delantera, lo que sin duda limita el uso del vehículo fuera del asfalto. Por su parte, la versión más alta de la gama es la 1.6 DIG-T de 190 caballos y que está a la venta con tracción delantera o integral.

En cualquier caso, una de las principales virtudes del Juke, independientemente de la versión de la que se trate, es su buen comportamiento en carretera y su calidad de marcha. El modelo nipón hereda la plataforma ya conocida en el Nissan Note o en el Renault Clio y eso se traduce en un vehículo divertido de conducir y con un excelente aplomo en la carretera.

En carreteras viradas hace gala de una excelente agilidad, con unos balanceos de carrocería muy contenidos, lo que repercute muy positivamente tanto en la estabilidad como en el confort de marcha. Pero si estética y dinámicamente el Juke convence a quien lo pruebe, el pequeño modelo japonés tendrá en el precio otro importante punto a su favor, ya que está disponible en una gama que oscila entre los 16.250 y los 24.250 euros. Todo ello, con un equipamiento de serie que, según las versiones, puede resultar de lo más completo.

Un SUV muy coqueto
Comentarios
ç