miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

África se va del G8 con las manos llenas... de más promesas

(Fotos: EFE)
(Fotos: EFE)

Los países pobres se han ido del G8 con las manos llenas. Pero no de compromisos firmes para duplicar las ayudas a partir de 2010, o para recibir en una fecha concreta algunos miles de millones que permitan combatir el hambre, el sida o la malaria.

Ambas peticiones eran promesas que los Ocho habían asumido en cónclaves anteriores, pendientes ahora de confirmación. Pero se han quedado en más de lo mismo. En más promesas que no se espera ver transformadas en compromisos de aquí al miércoles.

La cumbre del G8 arrancó este lunes en Hokkaido con las demandas de siete naciones africanas. Pedían 'las sobras' de los países ricos, que estos asumiesen sus promesas de asistencia e impulsasen el desarrollo del continente más empobrecido.

El grupo, formado por EEUU, Japón, Canadá, Italia, Reino Unido, Rusia y Alemania, estudiará durante tres días la crisis alimentaria, las presiones inflacionistas globales y el cambio climático, y el miércoles divulgará un esperado comunicado conjunto.

Se teme una marcha atrás
Los líderes del G8 se reunieron con los mandatarios de Etiopía, Argelia, Ghana, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania. A falta de ese comunicado conjunto sobre desarrollo, en el que se sabrá por fin si las palabras se transforman en actos, los activistas no gubernamentales temen que los países ricos reculen en sus compromisos ante la actual crisis económica.

Además de ayudas para combatir el hambre y las enfermedades, los países africanos pidieron al G8 que ejerza su liderazgo en las conversaciones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y las economías del Continente más debilitadas por los altos precios del crudo.

Los líderes africanos también insistieron en las dificultades que viven por la crisis alimentaria que, según el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, puede prolongarse hasta 2012 a causa, entre otros factores, de biocombustibles elaborados a partir del maíz y vegetales aceitosos.

No se vive de promesas
"No se necesitan más promesas", ha sentenciado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Para él, el mundo afronta a día de hoy tres crisis: el cambio climático, las emergencias de desarrollo y la crisis alimentaria.

El secretario general de Naciones Unidas pidió al Grupo de los Ocho que no se vuelva atrás en las promesas que hizo en anteriores cumbres y le advirtió de que el desarrollo de África requerirá al menos destinar ayudas por 62.000 millones de dólares para luchar contra las enfermedades infecciosas.

En la cumbre de Gleneagles en 2005, el G8 se comprometió a aumentar hasta 25.000 millones de dólares la asistencia a África para 2010 y que después se duplicará hasta los 50.000 millones de dólares, pero hay crecientes especulaciones de que habrá una vuelta atrás en ese último acuerdo durante la reunión de Hokkaido.

Además, el interés del día lo ocuparon unas publicitadas divergencias entre EEUU y Francia sobre una posible extensión del G8 para incluir las cinco economías emergentes, entre ellas Brasil y México. Pero Estados Unidos y Japón, ante el creciente poderío chino, están en desacuerdo con esa idea por considerarla innecesario.

Así las cosas, el miércoles se cerrará esta cumbre del G8, la más extensa desde 1975. Acogerá a mandatarios de 22 países: sus ocho miembros, siete economías avanzadas -entre ellas los cinco emergentes China, la India, Brasil, México y Sudáfrica- y siete naciones pobres.

África se va del G8 con las manos llenas... de más promesas
Comentarios