Bélgica permitirá concentrar la semana laboral en cuatro días

Los ciudadanos podrán hacer las horas de trabajo semanales en esas jornadas y descansar la quinta
Alexander De Croo. EUROPA PRESS
photo_camera Alexander De Croo. EUROPA PRESS

El Gobierno belga ha llegado a un acuerdo para una reforma del mercado laboral que incluye la posibilidad de concentrar las horas semanales de trabajo en cuatro días o flexibilizar los horarios para "dar más libertad a los trabajadores", según ha explicado el primer ministro belga, Alexander De Croo. 

El comité ministerial que reúne a De Croo y a sus viceprimeros ministros alcanzó el acuerdo, que persigue el objetivo de flexibilizar el mercado de trabajo para que Bélgica llegue a una tasa de empleo del 80% de aquí a 2030. Actualmente, se sitúa en el 71%, con fuertes disparidades regionales, según indicó la cadena pública RTBF. 

De Croo explicó este martes en una rueda de prensa que han tenido en cuenta las lecciones aprendidas durante la pandemia, en la que el teletrabajo ha sido obligatorio o ha estado fuertemente recomendado y ha llevado a los empleados a nuevas situaciones de conciliación. 

Los empleados que así lo deseen podrán trabajar más horas una semana para compensarlo con menos en la siguiente

El viceprimer ministro y titular de Economía y Empleo, el socialista francófono Pierre-Yves Dermagne, indicó en su perfil en Twitter que el pacto contiene "avances concretos para todos los trabajadores". En concreto, señaló que se refuerza el derecho a la formación, se protege mejor a los trabajadores de plataformas digitales (como Uber), se dan más garantías para conciliar la vida profesional y familiar y se impulsa el empleo.

Una de las principales medidas que contempla el acuerdo es que los trabajadores puedan elegir la posibilidad de concentrar su horario laboral en cuatro días a la semana, y disfrutar al quinto de una jornada libre. Para ello aumentarían las horas en esas cuatro jornadas. La reforma contempla una condición máxima de 9,5 horas de trabajo diarias ampliables a 10, previo acuerdo entre empresa y sindicatos. 

Además, los empleados que así lo deseen podrán trabajar más horas una semana para compensarlo con menos horas la siguiente. No obstante, deberá ser el trabajador el que solicite ambas fórmulas de trabajo. Además, los asalariados con horarios variables deberán tener previsión de sus jornadas con un mínimo de siete días de antelación.