Berlusconi, exultante tras el éxito de las elecciones regionales: ''El amor ha vencido al odio''

"El amor ha vencido sobre la envidia y el odio". Con estas palabras el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha celebrado el resultado de su partido en las elecciones regionales, en las que el centro-derecha ha arrebatado cuatro regiones a la izquierda a pesar de sus escándalos judiciales y la presentación de sus listas fuera de plazo.

"Agradezco de corazón a todos los electores que nos han apoyado con su confianza y con su voto, a pesar de la terrible campaña de calumnias y de difamaciones que se ha arrojado contra nosotros en los últimos dos meses", ha asegurado en un comunicado de prensa difundido en Roma.

Para Berlusconi "este resultado electoral es el mejor reconocimiento hacia la actividad desarrollada por el Gobierno" y por ello considera que le da carta blanca para realizar en la segunda parte de la legislatura "las reformas necesarias para la modernización y el desarrollo de nuestro país".

"Los electores moderados se han confirmado de nuevo como mayoría también en el Lacio, a pesar de que se haya impedido la presentación del símbolo del Pueblo de la Libertad" (PDL), añade en referencia a que no se le permitió presentar sus listas por hacerlo 40 minutos fuera de plazo.

Elogio a la alianza con la Liga
El primer ministro dedica además unas palabras hacia su socio de Gobierno, el partido federalista Liga Norte, liderado por Umberto Bossi, que ha sido el gran vencedor de los comicios regionales, al avanzar en votos en zonas en las que tradicionalmente no obtenía grandes resultados.

El apoyo electoral a la LN ha contribuido a que el centro-derecha que gobernaba en dos regiones se haya hecho con 6 y haya dejado al centro-izquierda con 7, frente a las once que mantenía desde 2005. "La alianza del PDL con la Liga se confirma como una robusta fuerza de cambio en las regiones más importantes, garantía de la renovación y de la modernización del país", afirma Berlusconi en el comunicado.